Aunque no le quita peso, Ana Muñoz Merino, directora de la Agencia Estatal Antidopaje, cree que “hay lacras sociales más lacerantes que el dopaje”. En su opinión, este problema afecta a nuestra concepción social, pero existen otros relacionados con el “que no nos pillen” que pueden tener más consecuencias en un grupo de personas.

Muñoz Merino, ( ver foto de Alfredo Matilla) que abrió las conferencias extraordinarias de los Cursos de Verano de la Universidad Complutense que se están desarrollando durante este mes de julio en la localidad madrileña de El Escorial, opinó que estamos en una sociedad madura y consciente de que los engaños tienen su contrapartida en la sociedad y en el ordenamiento jurídico. Además, “todos financiamos con nuestros impuestos ayudas a deportistas de alto nivel y no queremos que vayan a conductas reprochables”.

La educación, la formación y la familia son los tres ámbitos, según Muñoz Merino, desde donde se puede trabajar contra el dopaje. A su juicio, un padre no tiene que acortar los plazos para alcanzar la profesionalidad a un hijo que sea un “Messi” en potencia, sino vigilar si está aprendiendo en un lugar que potencia el juego limpio. Este ejemplo se puede aplicar a cualquier niño que abusa de bebidas que le recuperan antes del esfuerzo, porque recorre un camino que le puede llevar en un futuro a otras prácticas peligrosas.

Por último, la presidenta de la Agencia Estatal Antidopaje recomendó el libro “Pedaleando en la oscuridad” donde el ciclista David Millar, que estará presente en los Juegos Olímpicos de Londres, narra el calvario sufrido por su dopaje y su posterior reinserción en la vida deportiva.

Ana Muñoz Merino tomó posesión de su cargo después de que el Consejo Rector de la AEA aprobara su nombramiento, en la reunión del pasado 27 de marzo, en sustitución de Javier Martín del Burgo, que cesó ese mismo 27 de marzo tras casi cuatro años al frente de la Agencia española contra el dopaje, que puso en marcha el mismo en septiembre de 2008 y de la que había sido, hasta la fecha, su único presidente.

Catedrática en Derecho Financiero y Tributario por la Universidad de Cantabria de formación, Muñoz Merino era, desde 2004, vocal del Tribunal Económico-Administrativo Municipal del Ayuntamiento de Madrid, y también ha ocupado los puestos de directora de la Agencia Nacional de Evaluación y Prospectiva en los Ministerios de Ciencia y Tecnología y Educación y Ciencia.

Así, la primera mujer que ocupará este cargo tendrá entre sus retos más cercanos la aprobación definitiva de la modificación de la Ley Antidopaje para adecuarla al Código Mundial de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), un punto clave para las aspiraciones de la candidatura de Madrid para los Juegos de 2020.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.