La Audiencia Nacional admitió ayer la querella presentada por UPyD contra Bankia y ha citado como imputados al expresidente de la entidad, Rodrigo Rato, y a más de una treintena de consejeros de las cajas que formaron el grupo, entre ellos José Luis Olivas, expresidente de Bancaja, y el exministro Ángel Acebes, han informado fuentes jurídicas.

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu adopto  esta decisión después de que la Fiscalía Anticorrupción informara a favor de la querella que UPyD presentó por estafa y otros delitos contra todos los miembros del consejo de administración de Bankia y su matriz, BFA.

Entre los imputados también está el vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal madrileña CEIM, Arturo Fernández. En la querella de UPD se acusa a los imputados de estafa y apropiación indebida cuando se produjo la salida de Bankia a Bolsa.

En concreto, la querella de UPyD imputaba a los exresponsables de Bankia los delitos de estafa, apropiación indebida, falsificación de cuentas, intervención fraudulenta y desleal, y maquinación para alterar el precio de las cosas.

La ausencia de una investigación a fondo sobre el caso de Bankia y su controvertida salida a Bolsa -desde la cual acumula una caída de más del 70%- después de que el grupo pidiera su nacionalización y solicitara ayudas públicas por un importe global de 23.500 millones de euros, ha levantado ampollas en la sociedad española y han sido numerosas las manifestaciones ciudadanas pidiendo una investigación.

La colocación a Bolsa de la entidad ha sido ampliamente criticada por distintos medios y asociaciones por el elevado importe de la operación que se colocó en las potentes redes comerciales de las cajas del grupo, mayoritariamente entre pequeños inversores.

La apertura de diligencias es sólo la primera fase de la investigación sobre Bankia y, dependiendo del resultado de la misma, se juzgará si los hechos son constituyentes de delito.

Además, UPyD había solicitado como medida cautelar la intervención judicial de Bankia y BFA, que consistiría en sustituir a los actuales gestores de las entidades por un administrador que solo rendiría cuentas ante los tribunales. Todavía no hay fecha para tomar declaración a los 33 imputados. El juez ha señalado que se hará en otra resolución.

La reacción en el seno del Gobierno no se ha hecho esperar. El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha querido decir «de todo corazón» que lamentaba profundamente la imputación porque quiere «bien» a Rodrigo Rato.

Además, UPD había solicitado como medida cautelar la intervención judicial de Bankia y BFA, que consistiría en sustituir a los actuales gestores de las entidades por un administrador que solo rendiría cuentas ante los tribunales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.