Tras el parón de 2020, son numerosas las empresas que retoman la tradición de las comidas y cenas de Navidad. Un momento distendido entre todos los trabajadores en el que ponerse al día con los compañeros de otros departamentos e incluso de otras sedes de la propia compañía.

pasaporte covid Para este año, en el que el coronavirus sigue muy presente, hay quien propone que a estos eventos acudan únicamente los trabajadores que cuenten con el pasaporte Covid de vacunación. Llegados a este punto, reclamador.es informa a empresarios y empleados que la empresa no puede preguntar a los trabajadores, entre otras muchas cuestiones de salud, si tienen o no el pasaporte Covid. El derecho a la intimidad de cada persona le permite que no tenga que revelar cuestiones sensibles y personales como éstas, independientemente del derecho de la empresa a salvaguardar el derecho de los trabajadores.

La vacunación no ha sido obligatoria en España y es cada ciudadano individualmente quien tiene que valorar el riesgo-beneficio de ponerse la vacuna, tanto la de la Covid-19 como cualquier otra que esté en el calendario de vacunación. En este sentido, afirma reclamador.es, la empresa tampoco puede pedir que sus trabajadores estén vacunados, pero puede tomar algunas medidas de recomendación en la compañía, como, por ejemplo, poner a disposición de los trabajadores comedores para no vacunados o test gratuitos.

¿Y si es la Comunidad Autónoma la que obliga a mostrar el pasaporte Covid para poder acceder al restaurante donde tendrá lugar la celebración?

Si es una obligación impuesta por la comunidad autónoma, avalada por sus Tribunales, explica reclamador.es, como por ejemplo acaba de avalar Cataluña para el ocio nocturno y hostelería, en ese supuesto no hay más remedio que cumplir con lo establecido. En este caso, ya no sería una obligación de la empresa sino del propio local que tiene que solicitarlo.

¿Puede la empresa obligar a los trabajadores a realizarse un test de antígenos o PCR para acudir a la cena de Navidad?

La empresa tampoco puede obligar a sus trabajadores a realizarse un test de detección de coronavirus para acudir a la comida o cena de Navidad, pero sí podrá impedir que los trabajadores que no se quieran someter a la prueba, puedan asistir a dicha comida con el objetivo de garantizar la seguridad de todos. En ese sentido, el equipo legal de reclamador.es advierte que “tratándose de una cuestión que afecta a la prevención de los riesgos laborales, la empresa puede tomar la decisión de impedir la participación del trabajador en el evento como parte de esa prevención para el resto de los empleados”.

En cualquier caso, la recomendación es que ante cualquier síntoma o sospecha de poder tener coronavirus, el trabajador se realice un test de coronavirus o acuda a su centro de salud.

Fuente: Reclamador

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.