El Consejo General de Economistas, a través de su órgano especializado en economía forense (REFOR), y el Col·legi d’Economistes de Catalunya han celebrado en Barcelona el Encuentro de Economía Forense. XIII Fórum Concursal en el que se ha analizado el nuevo borrador de Directiva Europea de Insolvencia –sobre la que el Consejo General ya envió un documento de propuestas a la Comisión Europea–, y sus repercusiones en el ámbito concursal dentro de España.

Directiva Europea de Insolvencia

En el Encuentro se han dado cita, además de un nutrido número de administradores concursales expertos del ámbito de la insolvencia magistrados de lo mercantil.

El decano del Col·legi d’Economistes de Catalunya, Joan B. Casas, ha sido el encargado de dar la bienvenida al acto, destacando que “es la decimotercera edición del Foro Concursal, que desde el año pasado se organiza en colaboración con el Consejo General de Economistas bajo el co-título de Encuentro de Economía Forense”. Casas también ha apuntado que “en un contexto de descenso de los concursos, actualmente las expectativas están en la aprobación del Estatuto del Administrador Concursal, sin perder de vista la normativa comunitaria sobre procedimientos de insolvencia y su reglamento”. El decano del Col·legi d’Economistes de Catalunya ha subrayado que “la jornada trata la actual casuística concursal destacando la retribución del Administrador Concursal, las obligaciones contables y mercantiles de la Declaración de Concurso, el embargo, la problemática con la Seguridad Social y la Hacienda Pública, el Plan de Viabilidad y el Plan de Liquidación, así como la última jurisprudencia”. Por último, Casas ha recordado que en esta decimotercera edición del foro “todos los ponentes son jueces mercantiles y que participan prácticamente todos los jueces mercantiles de Catalunya y también algunos de Madrid”.

El presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, ha comentado, que cualquier reforma dentro del ámbito de lo concursal a realizar en nuestro país tiene que tener en cuenta dicha Directiva. Sobre la misma, Pich ha puntualizado que “no se observa un apartado especial para las pymes en el borrador de Directiva con medidas dirigidas de forma específica para ellas, cuando constituyen la gran mayoría de las empresas en la UE”. Asimismo, ha afirmado que, “en diversos países, entre ellos el nuestro, existen excesivos privilegios del crédito público en la gestión de las insolvencias, lo que puede dificultar una solución extra concursal de las mismas, contribuyendo a una inevitable liquidación, por lo que estima que deberían reducirse dichos privilegios”. Estas propuestas ya fueron puestas de manifiesto por parte del Consejo General de Economistas en las diversas consultas europeas relacionadas con el ámbito de la insolvencia y la mediación en las que ha participado en los últimos años y, más concretamente, en la reunión mantenida en junio de 2017 con representantes del FMI sobre la reforma de la insolvencia en España.

Por su parte, en su exposición, el presidente del REFOR, Alfred Albiol, “considera positivas las mejoras introducidas en el borrador de Directiva Europea para estimular la segunda oportunidad, como la reducción del plazo de condonación de deudas a 3 años”. En líneas generales, Albiol apunta que uno de los principales problemas que se encuentran dentro de este terreno es que los procedimientos de insolvencia en algunos países europeos –entre ellos el nuestro–, son demasiado jurídicos y formalistas, lo que les hace ser “lentos, engorrosos y caros”.

Entre las principales conclusiones y propuestas expuestas en el Encuentro de Economía Forense. XIII Fórum Concursal destacan:

  • Habría que tender a procedimientos en los que tenga más peso el contenido económico-empresarial, de mayor eficiencia y rapidez.
  • Apostar por la vía de la mediación para la resolución alternativa de las insolvencias y especialmente para las microempresas y pequeñas empresas en la Directiva. Actualmente el 96% de las mediaciones concursales son de personas físicas, siendo muy escasas las de empresas.
  • El nuevo borrador de Directiva Europea contribuirá a una mayor homogeneización de las legislaciones de insolvencia en el marco europeo, pues hoy en día se observan grandes diferencias de esta regulación entre los países de la UE ante la tendencia creciente de insolvencias transfronterizas. Así, el estudio de comparativa europea del REFOR-CGE, que comprende el intervalo enero-junio 2017, evidencia esta falta de homogeneización de la insolvencia en la UE, pues las evoluciones de los países europeos son diversas, tanto al alza como a la baja, sin encontrarnos con una clara tendencia común a todos los países de la Unión. En el caso de España se observa un posible cambio de tendencia: de una reducción del -20% en 2016 se ha pasado en junio 2017 a un incremento del número de concursos del 1,5%. Francia, Alemania y Reino también tienen una tendencia alcista de diversa intensidad. Sin embargo, la tendencia en Italia y Portugal es descendente.
  • Los estudios realizados desde REFOR-CGE detectan que las cifras de insolvencia reales son inferiores a las que aparecen en las estadísticas oficiales, lo que hace pensar en la existencia del cierre de empresas que no acuden al procedimiento concursal debido a la gran complejidad de este. Esta situación no sólo viene sucediendo en nuestro país sino en otras economías europeas, por lo que cabe plantearse la modificación de los actuales procedimientos excesivamente complejos y formalistas.
  • Hay que destacar el caso del sistema concursal francés: Según expone el reciente informe Doing Business 2018 del Banco Mundial, el modelo concursal francés destaca por su eficiencia. Su procedimiento de reestructuración sauvegard fue simplificado en 2008 permitiendo que los administradores de las empresas puedan presentar concurso con la asistencia del administrador concursal e incluso extraconcursalmente (sauvegard accéléré, puesto en marcha en 2011). El resultado ha sido un importante incremento de los acuerdos de reestructuración y que el 75% de ellos hayan permitido la continuidad de las empresas.
  • Se considera favorable la senda que propone el nuevo borrador de Directiva Europea de Insolvencia para favorecer las reestructuraciones y refinanciaciones como alternativa al concurso de acreedores siguiendo el ejemplo implementado ya en varios países de la UE y que ha dado como resultado una mayor seguridad y supervivencia de empresas.

El Consejo General de Economistas está integrado en INSOL, asociación internacional de organizaciones de profesionales dedicados a la insolvencia y colabora periódicamente con su división europea, INSOL Europe, y cuenta con suscritos desde 2012 convenios de colaboración con diversas organizaciones profesionales europeas, entre ellas el Conseil National des Administrateurs Judiciaires & des Mandataires Judiciaires CNAJM, de Francia.

 

Fuente: Colegio de Economistas de Catalunya

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.