Este barómetro, realizado por Metroscopia por cuarto año consecutivo, refleja una comunidad de inmigrantes musulmanes particularmente tolerante, occidentalizada y liberal, y cuyas opiniones no difieren de forma sustancial de las de los ciudadanos españoles.

Entre los entrevistados, el 70 por ciento dice sentirse muy o bastante a gusto residiendo en España; el 89% opina que es perfectamente posible ser a la vez buen musulmán y buen español; el 94 %, que todos debemos esforzarnos por respetar las creencias religiosas de los demás, y el 81 %, que los no creyentes tienen el mismo valor como personas y merecen el mismo respeto que los creyentes.

Además, el 87 por ciento piensa que la religión islámica es perfectamente compatible con la democracia y los derechos humanos; y el 77 % opina que musulmanes y cristianos se esfuerzan por entenderse y respetarse mutuamente.

Sólo el 14 por ciento dice no aceptar con naturalidad el matrimonio entre personas de religiones diferentes.

El estudio refleja una comunidad musulmana en la que el 52 por ciento se define como muy practicante de su religión; el 34% como practicante irregular u ocasional, y el 12 por ciento dice no practicar la religión.

Entre los entrevistados, el 84 por ciento asegura no haber encontrado ningún obstáculo para practicar su religión en España, y el 83 % opina que el Estado debe ser absolutamente neutral en el terreno religioso, sin apoyar ni defender especialmente a ninguna religión frente a cualquier otra.

El barómetro elaborado por Metroscopia refleja que la comunidad musulmana inmigrante valora y respeta las instituciones españolas. Así, en un baremo del 0 al 10, las más valoradas son las ONGs (7,3), el Rey (7), el sistema judicial y los jueces (6,5), la policía española (6,5) y el Parlamento español (6,3).

Además, consideran que en los países occidentales hay un alto grado de libertad y tolerancia (72%), se discrimina menos a la mujer (60%), hay menos desigualdades sociales (56%), se respetan más los derechos humanos (55%), se presta más atención a los más pobres y desfavorecidos (43%), hay más ética (37%), y la gente se preocupa más de los demás (36%).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.