pared medianeraLa construcción de una pared medianera permite a los propietarios de una finca separar o limitar el uso del suelo ajeno. De esta manera, al construir un muro o valla sobre el terreno limítrofe de las dos fincas, se constituye una comunidad de propietarios.
Este tipo de comunidad provoca la existencia de derechos y obligaciones, por lo que se regula la ocupación del suelo de la finca ajena, el reparto de los gastos de construcción y mantenimiento de la pared.

Los gastos de construcción y de mantenimiento de la pared medianera se pagarán según lo que pacten los propietarios. Así pues, si todos los propietarios están de acuerdo en levantar la pared, los gastos se repartirán a partes iguales. Por el contrario, si sólo un propietario quiere levantar la pared, puede obligar al otro a hacerlo, pero no puede imponerle que pague su parte.
Esto significa que la ley ampara al propietario a levantar una pared usando suelo de la otra finca, siempre y cuando sea el que limita con la propia.

La propiedad de la pared pertenece en exclusiva a quien ha pagado su construcción y se hace cargo de mantenerla. De todas formas, el propietario que se ha negado a sufragar los gastos puede hacerse con su propiedad en cualquier momento, sólo tiene que abonar al vecino la parte proporcional de los gastos.

 

Si quieres conocer qué pasos legales hay que seguir para construir una pared medianera, entra en esta guía, donde también podrás informarte sobre qué plazos existen para adquirir su propiedad.