Las conclusiones del informe ponen en evidencia que ningún país de los analizados vio aumentar el número de ciudadanos adinerados y con disponibilidad para invertir de forma inmediata sin contar con otros activos no líquidos como las propiedades inmobiliarias.

«Pocos rincones del mundo ha quedado intactos por la erosión del valor de sus activos, dado el alcance que ha tenido la recesión económica», según concluye el experto y participante en la elaboración del informe Sebastian Dovey.

Estados Unidos, el país con el mayor número de ricos del mundo, redujo un 19% sus ciudadanos con alto poder adquisitivo en 2009, hasta 2,5 millones. Japón, que se sitúa en segundo lugar, redujo un 12% su lista de adinerados, sumando un total de 669.000 personas.

En Reino Unido el número de ricos se redujo un 21%, hasta los 439.000; en China los millonarios sumaron un total de 343.000, un 11% menos; Alemania registró un total de 342.000, un 9% menos, e Italia quedó con 232.000 adinerados, un 18% menos.

Los países con menor descenso en el número de ricos fueron Chile, con una caída del 2% y un total de 30.000, Colombia con un descenso del 2% y un total de 20.000, México con un 4% menos y un total de 130.000, y Brasil con una caída del 9% y un total de 181.000 adinerados.

El informe se centra en analizar el comportamiento que ha tenido el sector inmobiliario mundial en la crisis económica y en determinar las previsiones para el futuro, que son positivas. Para España, los mejores lugares para invertir son Madrid, Barcelona y Mallorca.

En este sentido, el análisis concluye que el sector «podría recuperarse relativamente rápido», ya que desde la mitad de 2009, se viene registrando una «fuerte recuperación del precio de los activos».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.