Con esta decisión se pretende contribuir a mejorar las condiciones de seguridad y salud laboral de los trabajadores al permitir a muchas Pymes optimizar sus recursos de cara a la gestión, ya que para el empresario será más fácil detectar los riesgos, evaluarlos y determinar las medidas preventivas correctas.

Los servicios de prevención asumen un papel mucho más eficaz, junto a las empresas, en su contribución a la mejora constante de las condiciones de trabajo.

Se incorpora al ordenamiento laboral español una parte muy significativa de las medidas contempladas en la ‘Estrategia Española de Seguridad y Salud en el Trabajo 2007-2012’, mientras se procede a la adaptación reglamentaria de las modificaciones legislativas introducidas por la Ley de 22 de diciembre de 2009.

La norma modifica tres reales decretos, aunque mayoritariamente se centra en el que modifica aspectos del Reglamento de los Servicios de Prevención con el objetivo de facilitar a las empresas, en especial a las Pymes, el cumplimiento de la normativa de prevención de riesgos laborales, sin merma de los niveles de protección de los trabajadores, mediante varias actuaciones como la simplificación de documentación, la exención de auditorias y la ampliación de empresas en las que el empresario se implique personalmente para prevenir riesgos.

Se espera potenciar la mejora de la calidad y eficacia de los servicios de prevención para poner en valor la actuación de los mismos al definir mejor y de modo más completo la índole de las actividades preventivas que deben desplegar hacia empresas y trabajadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.