La CEOE consideró «perjudicial» el anuncio del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, de no rebajar el despido.

«Es una decisión que, aunque a mucha gente la pueda parecer paradójico, resulta perjudicial para los trabajadores a quienes se quiere beneficiar: los trabajadores cuyo puesto de trabajo peligra, los desempleados o los que se incorporan al mercado de trabajo para buscar su primer empleo», argumentó.

Feito insistió con que «lo que está disparando el paro en España» es, por un lado, el desplome de la construcción y la menor capacidad de endeudamiento, y, por otro, el sistema de protección al empleo.

«Este sistema hace que, a medida que transcurre el tiempo, el empresario tiene que pagar mucho más por despedir, y cuando hay incertidumbres en el horizonte, el empresario despide antes de que le salga mucho más caro ese despido. Se despide mucho más cuanto más elevados son los costes», subrayó.

Feito indicó además que, cuando una empresa desaparece, los costes del despido son tan altos que no puede dedicar ese dinero a invertir o expandir sus actividades en ese ámbito o en otros. «De esta forma, la destrucción de puestos de trabajo no se ve contrarrestada, como ocurre en otros países, por creación de empleos en otros ámbitos de actividad», criticó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.