A lo largo de esta semana, DIARIOJURIDICO va a dedicar, a diario,  una de sus noticias destacadas a los diferentes trabajos de modernización de la justicia que han sido galardonados por el CGPJ en un acto presidido por Carlos Dívar su presidente (en la foto). Entendemos que el papel de los medios informativos también es el de difundir los buenos trabajos y ejemplos de actividades que pueden tener una trasposición a nivel nacional. Hoy os explicamos lo que han hecho el CGAE y Banesto para hacer la justicia más accesible.

El expediente electrónico de justicia gratuita, por el que ha sido galardonado el Consejo General de la Abogacía, es un sistema que  permite a los ciudadanos solicitar la prestación de justicia gratuita sin tener que desplazarse por las distintas instancias como el Registro Civil, el ayuntamiento o la oficina de empleo, con tal de recabar la documentación que demuestre si pueden o no beneficiarse de dicha prestación. De este modo, un proceso que solía durar unos dos meses se ha conseguido reducir hasta un breve período de diez días en los cuales el ciudadano recibe la resolución por la cual se le otorga o no el beneficio a justicia gratuita.

Además, la aplicación informática cuenta con un sistema de encriptación y seguridad que protege la privacidad de los ciudadanos, y que ha sido definido como «excepcional» por uno de sus creadores y decano del Colegio de Abogados de Reus, Lluís Pere Huguet. Con ella, el propio colegio accede a los distintos registros y consigue aquellos documentos que se precisan para adjuntarlos al expediente, de forma inmediata.

La aplicación, que da vida al expediente electrónico de justicia gratuita, supone un ahorro para la ciudadanía y para la administración pública. Según Carlos Carnicer, presidente del Consejo General de la Abogacía Española, esta es «una muestra más de la sensibilidad de la abogacía española no solo hacia las necesidades de los ciudadanos, sino también hacia la mejor gestión administrativa y el mayor ahorro tanto económico como funcional de las administraciones públicas españolas, a la vez de ejemplo de transparencia, por cuanto el documento se alimenta solamente de documentos electrónicos que emiten las propias administraciones públicas».

Por su parte, el Banco Español de Crédito, Banesto, ha recibido el Premio CGPD 2011 a la calidad de la Justicia por el desarrollo de una aplicación informática que permite a los secretarios judiciales, de una forma fácil y accesible, administrar el dinero proveniente de las cuentas de depósitos y consignaciones judiciales. Esta aplicación, que funciona desde el 1 de enero de 2003, es pionera en el uso de las nuevas tecnologías en el ámbito de la justicia y cuenta con un nivel de satisfacción de los secretarios judiciales muy alto (7,84 sobre 10).

A través de esta aplicación, los secretarios judiciales controlan los pagos e ingresos además de los depósitos o los embargos, que se producen en el ámbito judicial. Cabe destacar que las cuentas de depósito de la Administración de justícia suponen un importe de más de 3.300 millones de euros anuales, o lo que es lo mismo, medio billón de las antiguas pesetas. Banesto es el banco responsable de gestionar este dinero por lo que dispone de esta aplicación informática, que ha permitido realizar a tiempo real una serie de activdades como son las transferencias, los traspasos o los mandamientos de cabo, desde el mismo momento que se lleva a cabo el ingreso.

La herramienta ha permitido gestionar más de seis millones de operaciones anuales, sin tener apenas incidencias. Para los responsables de Banesto, esta aplicación, que viene funcionando y perfeccionándose cada año desde 2003, es la materialización de la política de modernización de la justicia, con la que este banco dice sentirse identificado y comprometido.

Por su parte, el Director General del Banco Minorista, Gonzalo Alonso, explicó que desde el primer momento, la dirección de Banesto ha estado directamente implicada en este proyecto que consideran «prioritario y estratégico», y que vienen dotando al mismo con los mejores medios tecnológicos y humanos. Una prueba de su buen funcionamiento, según Alonso, es que el nivel de utilización de la aplicación por parte de los secretarios judiciales es prácticamente el 100%. Además, el Director General del Banco Minorista añadió que desde Banesto siguen comprometidos e ilusionados con el proyecto, de forma que el aplicativo continua desarrollando utilidades adicionales, como la próxima entrada en funcionamiento de las solicitudes de embargos a cuentas a la vista, a través de la plataforma que ha desarrollado el CGPJ.

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.