El Jefe de Estado Sebastián Piñera condenó el ejercicio de la colusión, definiendo a la libre competencia como un pilar esencial del buen funcionamiento de una economía de mercado.

colusión-diariojuridico

El Presidente de la República, Sebastián Piñera, trató la temática al asistir a la Cuenta Pública del Presidente de la Corte Suprema de Justicia, Haroldo Brito. Dicha ceremonia tiene una larga tradición de 101 años, siendo destacada por su valor republicano. Se trata de una ceremonia que le hace muy bien a la fortaleza del Estado de Derecho y a la fortaleza de la sociedad chilena.

En dicho acto público, el presidente Sebastián Piñera, condenó las prácticas colusorias ejercidas por las empresas, definiéndolas como conductas anticompetitivas.

Etimológicamente, el término colusión nos lleva al vocablo latino collusio. La noción alude a un acuerdo de carácter ilícito que establecen dos o más partes con el objetivo de provocar un perjuicio a un tercero.

En el plano de la economía, una colusión es un convenio que generan las empresas que operan en el mismo mercado para coordinar acciones que les permitan reforzar sus respectivas posiciones y atentar contra las posibilidades de crecimiento del resto.

A través de una colusión, por ejemplo, dos compañías pueden convenir que cada una controle un sector del mercado mediante prácticas monopólicas, haciendo imposible el acceso a nuevos actores.

Precisamente, el Mandatario Sebastián Piñera abordó el tema este viernes luego de que el Tribunal de la Libre Competencia sancionara a tres empresas de participar de un acuerdo para fijar el precio de venta de la carne de pollo fresca.

El Presidente chileno condenó enfáticamente las prácticas colusorias y destacó la importancia de promover y velar por la libre competencia para garantizar un buen funcionamiento de la economía de mercado.

Esta clase de acuerdos entre dos o más partes con el propósito de para limitar la libre competencia en el mercado, como puede ser la fijación de precios y el reparto de mercados, se dirige directamente en perjuicio de los consumidores y los competidores que no hayan participado en el acuerdo.

El Mandatario tras asistir a la Cuenta Pública del Presidente de la Corte Suprema en el Palacio de Tribunales, destacó que “La libre competencia asegura que la competencia entre las distintas empresas es en beneficio del consumidor, a través de bajar los precios o a través de mejorar la calidad.”

“Cuando hay colusión no solamente hay un quiebre y un atentado moral al sistema, sino que, también, se pierde esa virtud que tiene la economía social de mercado que la competencia está en beneficio del consumidor. Por eso cualquier colusión debe ser condenada con total severidad”, añadió el Jefe de Estado.

Tras estas conclusiones, el Presidente enfatizó el rol del Servicio Nacional del Consumidor por velar por los derechos de los ciudadanos antes los casos de colusión y sentenció acerca del ejercicio colusorio  como “conducta anticompetitiva que, sin duda, nosotros condenamos y no vamos a permitir”.

Fuente: Presidencia de Chile