Zapatero, durante una entrevista concedida a Radio Nacional, ha explicado que en España resulta «determinante» reducir la deuda de las familias y las empresas, así como aumentar el ahorro.

El presidente puso de ejemplo el «elevado» ritmo de endeudamiento de familias y empresas a partir de 2005, cuando la concesión de créditos creció hasta tasas interanuales del 30% como las registradas en 2006 y 2007.

Según el presidente, la deuda de las empresas representa actualmente el 1,2% del Producto Interior Bruto (PIB), 1,2 billones de euros, y la de las familias el 0,8% (800.000 millones), mientras que la deuda pública equivale «sólo» al 0,4% (400.000 millones).

Zapatero ha explicado que las entidades financieras trasladaron a las familias y empresas, al inicio de la crisis, las dificultades con las que se encontraron para financiarse como consecuencia del cierre de los mercados interbancarios, aunque ahora la situación «ha ido recuperando la normalidad».

Por esta razón, ha indicado el jefe del Ejecutivo, el Gobierno puso en el mercado 40.000 millones de euros en créditos a través del ICO, que tenían como objetivo reducir las necesidades de financiación tanto de las empresas como de los consumidores, aunque ha reconocido que hay que seguir haciendo esfuerzos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.