El año se cerró con 1.264.689 empresas registradas, de las que 1.260.085 entraban en la categoría de pymes, cifra inferior en un 5,1% a la de 2008.

El descenso en el número de empresas inscritas en la Seguridad Social se aprecia en todos los tamaños de empresa, siendo el más elevado el que de aquellas que cuentan con 26 y 49 trabajadores, con una caída del 9,3%. También fue este grupo de empresas el que experimentó una mayor destrucción de empleo, con un retroceso del 9,2%.

En las empresas de entre 10 y 25 trabajadores, el número de inscripciones bajó un 8,5%, el mismo porcentaje en que cayó el empleo.

Estos datos revelan, según Cepyme, que el ritmo de destrucción de empresas y de empleo sigue siendo elevado, aunque fue inferior al registrado durante el primer semestre de 2009.

Por sectores de actividad, destaca la desaparición de 34.708 empresas en el sector de la construcción (-17,2%); seguido de la industria, con 10.098 empresas menos (-7,3%), y los servicios, con 23.075 empresas menos (-2,3%).

Cepyme precisó que, pese a que los datos del Ministerio de Trabajo e Inmigración son aún provisionales y de que se han usado códigos diferentes en la Clasificación Nacional de Actividades Económicas de 1993 y en la de 2009, la reducción de empresas continúa concentrándose fundamentalmente en el sector de la construcción.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.