Ilustrar sobre los beneficios de la discapacidad es iluminar el camino de aquellas personas afectas a enfermedades que les limitan para el desempeño de las actividades básicas de la vida diaria.

La discapacidad suele ser algo que, a menudo, no se plantean y que supone algo tan sencillo como dar reconocimiento legal a aquello que ya es una realidad.

Y ello porque supone una valoración objetiva por un equipo acreditado y el reconocimiento por parte de un organismo público oficial, lo que ya comporta en sí mismo un beneficio para el solicitante de discapacidad.

Pero, además, el reconocimiento de la discapacidad conlleva otros múltiples beneficios, con frecuencia desconocidos, a los que puede acogerse la persona afecta.

Vamos a citar los más frecuentes.

En primer lugar, un beneficio al que puede acceder una persona con discapacidad es el acceso a plazas públicas reservadas o facilidades en su contratación por empresas privadas, ya que estas podrían disfrutar entonces de bonificaciones en las cuotas de seguridad social y/o percibir ayudas.

En segundo lugar, beneficios fiscales como deducciones en el IRPF o en el pago del impuesto de vehículos.

En tercer lugar, otro beneficio podría ser la tarjeta de aparcamiento en plazas reservadas, previsto para aquellas personas afectas a una discapacidad que alcanzan el mínimo de puntuación de Baremo de Movilidad Reducida

En cuarto lugar, otro beneficio que se contempla podría ser el reconocimiento de una pensión de invalidez no contributiva, siempre y cuando el grado de discapacidad reconocido alcance el 65%.

En quinto lugar, podrán tener acceso a una jubilación anticipada sin aplicación de coeficientes reductores a los 52 años en caso de discapacidad del 65% o superior y a los 56 años en caso de discapacidad del 45% o superior, cumpliendo en este último caso ciertos requisitos como un periodo mínimo trabajado afecto a esa discapacidad y padecer ciertas enfermedades que disminuyen sus expectativas de vida

En sexto y último lugar, concluimos este artículo con la advertencia de que no hemos expuesto una lista cerrada de beneficios sino que nos hemos limitado a destacar algunos, por lo que siempre será recomendable su consulta periódica.


Sobre la autora

Inmaculada Calero Sáez

Abogada experta en Seguridad Social de Estudio Jurídico con Perspectiva

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.