El Instituto Nacional de Estadística ha publicado sus últimos datos sobre deudores concursados, de los que el 74% se concentraban entre empresas relacionadas con el ‘ladrillo’, la industria, la energía y el comercio.

Por tipo de concursados, 315 eran personas físicas sin actividad empresarial y 1.412 empresas. De estas últimas, 917 tenían un volumen de negocio inferior de dos millones de euros y 84 superaban los 10 millones.

El mayor incremento respecto a marzo ha sido el de las personas físicas sin actividad empresarial (57,3%), cuyo aumento respecto al segundo trimestre del pasado año también es el mayor de todos: un 253,9%.

A pesar del fuerte incremento interanual del conjunto de deudores concursados, la evolución respecto al anterior trimestre se ha moderado. Si al cierre de junio de este año se contabilizaron 1.727 concursados; en marzo eran 1.558.

El salto ha sido cuantioso desde el peor tramo de la crisis, finales del pasado año, hasta ahora. Al cierre del cuarto trimestre de 2008 se registraron 1.082 deudores concursados; más que en el tercero (764), el segundo (631) y el primero (425). En 2007, el número de suspensiones de pagos oscilaba entre las 238 y las 296.

El 32,1% de las empresas concursadas pertenecen al sector de la construcción y la promoción inmobiliaria (453); más que las relacionadas con la industria y la energía (24,9%, 352) y el comercio (17,3%, 244).

Por otra parte, las 1.412 empresas concursadas se desglosan entre personas físicas con actividad empresarial (77); sociedades anónimas (270),limitadas (1.055) y otras (10).

Por número de asalariados, el 40,4% de las empresas insolventes tienen en plantilla entre 10 y 49 empleados.

Cataluña encabeza la lista de concursos de acreedores con 413 casos, seguida por Madrid (279), Comunidad Valenciana (232), Andalucía (177) y Galicia (106).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.