«Cuando se tiene un 30% de temporales, hay seis millones de trabajadores en esas condiciones, y esos son seis millones de parados potenciales», señaló antes de considerar que este modelo de contrato «puede servir para la construcción o el turismo», pero no ampliarse al resto de las actividades.

El presidente de las Cámaras, que asistió al acto de clausura de una jornada sobre política energética y cambio climático organizada por la Asociación Española de Operadores Petrolíferos (AOP), vaticinó un «próximo acuerdo» sobre este aspecto entre los agentes sociales, e insistió en la importancia de que el Gobierno, la patronal y los sindicatos «remen juntos» y promuevan una modalidad de contratación de «más calidad sin hiperprotección».

En cuanto a la fiscalidad de las empresas, se mostró partidario de una rebaja generalizada de diez puntos en el impuesto de sociedades para todos los beneficios no distribuidos, de modo que la medida se aplique a la ganancia destinada a «capitalizar la compañía» y no a la que se distribuye entre los accionistas mediante dividendos.

Junto a esto, dijo que «hay que empezar a rebajar las cuotas de las empresas a la Seguridad Social», que debería financiarse mediante impuestos indirectos como el IVA. Esta medida, señaló, ya se aplica en algunos países europeos y en breve se introducirá en Alemania.

Gómez Navarro vaticinó que la crisis «durará una temporada», a pesar de que «ya se está cayendo más despacio», y lamentó que, en «época de locura», el país asumiese un nivel de endeudamiento «altísimo» que ahora amenaza con hacer «explotar a la banca» si no se recuperan los préstamos a sectores como el inmobiliario.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.