Cada 15 de mayo se celebra el Día Internacional de la Familia, una buena ocasión para reconocer la labor de las familias empresarias que, además de generar empleo y riqueza, aportan su granito de arena para cuidar del medioambiente y del bienestar de la sociedad.    

Durante el último año, ha crecido la cifra de empresas familiares que ha puesto en marcha políticas y procedimientos vinculados a la Responsabilidad Social Corporativa (RSC). La consultora de empresas familiares Family Business Solutions ha detectado que, fruto de las experiencias vividas durante la pandemia, muchas de las familias empresarias con las que trabaja están ahora más concienciadas y comprometidas con el medio ambiente y el bienestar de la sociedad. La crisis sanitaria y económica ha impulsado los valores de la solidaridad, la responsabilidad y la sostenibilidad y ha traído modelos de gestión empresarial y de consumo más justos, ecológicos y respetuosos con el medioambiente.
 
En las empresas familiares, la voluntad es, por definición, que la siguiente generación tome las riendas del negocio y continúe con la actividad empresarial y esto explica, en buena parte, el compromiso con la RSC. “La voluntad de continuidad, el arraigo al territorio, la visión a largo plazo, el compromiso con las siguientes generaciones y el sentido de pertenencia social son algunas de las razones que explican por qué cada vez se da más importancia a la Responsabilidad Social Corporativa en los negocios familiares”, explica Ricard Agustín, fundador de Family Business Solutions y consultor de empresas familiares. Además, “estos negocios suelen tener un enfoque familiar, por lo que ponen a las personas en el centro y se preocupan en mayor medida por el bienestar del equipo, como si de su propia familia se tratara, más allá de la cuenta de resultados”, añade Agustín.
 
Gracias a la Responsabilidad Social Corporativa, las empresas familiares juegan un papel importante como actor de cohesión social, además de desarrollar una función fundamental en el ámbito laboral y económico. En España, los negocios familiares representan más del 88% del tejido empresarial, cosa que se traduce en dos de cada tres empleos del sector privado y el 57% del PIB, según los últimos datos aportados por el Instituto de la Empresa Familiar (IEF) de 2016.

Fuente: Family Business Solutions

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.