Cuando todavía no se ha cumplido un mes desde la entrada en vigor de la refoma laboral aprobada por el gobierno de Mariano Rajoy, distintos despachos de abogados realizan ya sus primeros análisis sobre las consecuencias que puede tener la nueva normativa. Por un lado, el despacho de abogados Roca Junyent, organizó un coloquio que bajo el título «Aspectos relevantes de la reforma del mercado laboral» congregó a expertos en esta materia: Miquel Roca Junyent, socio-presidente del despacho organizador, Luis Enrique de la Villa Gil, catedrático emérito de Derecho del Trabajo, D. Gonzalo Moliner Tamborero, Presidente de la Sala de Social del Tribunal Supremo y D. Juan Miguel Torres de Andrés, Presidente de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Quien se mostró más contundente con la refoma fue Juan Miguel Torres Andrés que aseguró que los cambios del legislador suponen «la desaparición del equilibrio entre el empleador y el trabajador» y además, añadió, «anteriormente el despido colectivo en España miraba hacia el futuro, mientras que el actual mira hacia el pasado». Y si el objetivo de esta reforma es resolver la tasa de ocupación, uno de los mayores problemas que vive actualmente el país, también en este sentido se mostró crítico el presidente de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justícia de Madrid, que llegó a afirmar que la reforma no creará empleo.

Por su parte, Luis Enrique de la Vila Gil remarcó la necesidad de dar «un voto de confianza a esta reforma» aunque señaló también que «sólo será justificable en función de sus resultados en un período de aproximadamente dos años». Recalcó también que esta reforma elimina los controles administrativos para añadr más controles judiciales, los cuales, según Villa Gil son mucho más rigurosos y estrictos. En eso estuvo de acuerdo  Gonzalo Moliner que calificó la nueva ley como un «tsunami legislativo» afirmando que suponia una ampliación de poderes de los empleados, atribuyendo al juez un control para marcar los límites correspondientes.

 BDO y la reforma laboral

Donde se habló también de estas potestades de los jueces fue en el Desayuno de Trabajo que organizó la firma BDO que llevaba por título «Las 22 preguntas claves de la refoma laboral» y que contó con la presencia de Montse Rodríguez, directora nacional de asesoramiento laboral de BDO Abogados.  Esta letrada aseguró que la ley no concreta algunos de los supuestos que contempla, que deja por tanto la decisión final sujeta a la interpretación del juez  y que esto, en su opinión, genera inseguridad jurídica.

De hecho explicó que “ya nos estamos encontrando con jueces que, tras la entrada en vigor de la Ley, condenan a salarios de tramitación a la compañía en los procedimientos de despidos efectuados antes de entrar en vigor la reforma y fallados después, y otros jueces que no”.

Rodríguez hizo hincapié además en la eliminación de los salarios de tramitación. Aseguró que esto cambiará la concepción de las relaciones laborales ya que pueden reducir los costes por despido improcedente de las empresas hasta un 82% y además, desincentivarán que los trabajadores lleven a su compañía a los tribunales. «Hasta la publicación de la Ley», explica Rodríguez, «los empresarios preferían pagar los 45 días de indemnización por despido improcedente –despido exprés- que arriesgarse a ir a juicio y ser condenados a pagar 7 o 9 meses de salario del trabajador por este concepto”, y concretó que en 2011, 7 de cada 10 despidos fueron improcedentes.

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.