Con ocasión del 20 aniversario de la Directiva Hábitats y del programa LIFE, más de 200 eventos de celebración van a ser organizados a lo largo del territorio de la Unión Europea por organizaciones nacionales y locales.

La Directiva Hábitats (junto con la predecesora Directiva Aves) se dirigen a la protección del patrimonio natural de la Unión Europea. Su resultado más visible ha sido la creación de una red de espacios protegidos “Natura 2000”, cubriendo cerca del 18% del territorio de la Unión en más de 26.000 espacios.

Natura 2000 no trata solo de naturaleza sino que también facilita un amplio abanico de bienes y servicios a la sociedad. Los ecosistemas de agua dulce saludables proveen de agua limpia y ayudan a la eliminación de los contaminantes del territorio circundante.

Las zonas húmedas actúan como laminadores naturales frente a las inundaciones, absorbiendo el exceso de agua de lluvia. Las turberas fijan y almacenan el dióxido de carbono, el principal causante del cambio climático, mientras que los bosques retienen el suelo y previenen de deslizamientos de terreno y avalanchas.

La Directiva Hábitats introdujo una nueva manera flexible de preservar nuestro valioso patrimonio natural al mismo tiempo que promocionar un desarrollo socioeconómico sostenible. Agricultura y ganadería, silvicultura y otras actividades económicas son promovidas a través de la legislación, siempre y cuando sean compatibles con la consecución de un estado de conservación favorable de las especies y hábitats implicados. Este hecho convierte a la Directiva Hábitats en una importante herramientas para la promoción de un crecimiento inteligente, sostenible y global en el ámbito de la Unión Europea.

Y es aquí donde el instrumento de la Unión Europea LIFE tiene que jugar un papel fundamental. Durante los últimos 20 años ha dado un apoyo crucial a la Directiva Hábitats así como a la gestión de los espacios de la Red Natura 2000. Los proyectos LIFE han apoyado más de 2000 espacios de la red, a menudo actuando como campo de pruebas para proyectos demostrativos, nuevas técnicas de conservación y prácticas de gestión, muchas de las cuales han sido luego replicadas con éxito en otros ámbitos.

La inquietud del programa LIFE no es solo para con la naturaleza y la biodiversidad, sino también como el desarrollo social y económico. El fondo ha facilitado oportunidades de empleo en zonas marginadas económicamente, y provisto de dividendos económicas a empresas y actores locales.

No es casualidad que la Directiva Hábitats y la primera regulación LIFE nacieran el mismo día de 21 de mayo de 1992. Estas herramientas fueron diseñadas para trabajar conjuntamente desde el inicio, y la colaboración ha sido extremadamente fructífera. . LIFE no ha sido solo crucial como instrumento financiero para la conservación de la naturaleza. Cerca de 2000 proyectos medioambientales han sido financiados para dirigirse a otras importantes políticas medioambientales y legislaciones europeas: agua, aire, ruido, residuos, medio ambiente urbano, gestión de zonas costeras, ecoinnovación… Administraciones públicas, PYMEs así como grandes industrias y ONGs

has liderado de manera estratégica importantes proyectos con resultados sobresalientes

en muchos sectores, tales como el reciclado de residuos, movilidad urbana sostenible, energías renovables y eficiencia energética, curtidos, restauración de ríos, compra verde y muchos más.

En el anexo encontrará la lista de eventos registrados hasta el momento en su país (si desea consultas la lista completa actualizada, le ruego que use el siguiente enlace: http://life20.eu

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.