Varela acuerda en la parte dispositiva de la resolución que «ha lugar a proceder» contra Baltasar Garzón por el presunto delito de prevaricación.

La Ley Orgánica del Poder Judicial ordena que al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) suspender cautelarmente a un juez imputado cuando el Tribunal acuerde haber lugar para proceder contra él.

Tal y como dispone el artículo 383: «La suspensión de los jueces y magistrados sólo tendrá lugar en los casos siguientes: 1º Cuando se hubiere declarado haber lugar a proceder contra ellos por delitos cometidos en el ejercicio de sus funciones».

El artículo 384 especifica que, en tal supuesto, «el juez o tribunal que conociera de la causa lo comunicará al CGPJ, quien hará efectiva la suspensión, previa audiencia del Ministerio Fiscal». Además, «la suspensión durará (…) hasta que recaiga en la causa sentencia absolutoria o auto de sobreseimiento».

En la misma parte dispositiva de la resolución Varela acuerda dar traslado de las diligencias al fiscal y a las partes acusadoras por un plazo de 10 días «para que soliciten, si así lo entienden procedente, la apertura del juicio oral».

El auto es recurrible ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, que hasta el momento siempre ha respaldado las decisiones de Luciano Varela.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.