El informe es especialmente demoledor en lo que respecta al móvil, ya que denuncia que el precio medio mensual en España es el más alto de la UE, y alcanza los 35,89 euros mensuales, un 84% más que la media europea (19,49 euros), según una cesta tipo de llamadas y mensajes para un usuario de consumo medio.

En conexión a Internet de banda ancha, el precio mensual medio en España fue de 45,83 euros, un 24% más caro que la media europea. Sólo Rumania, República Checa y Austria tenían ofertas más caras que las españolas, según los datos de Bruselas.

El informe del Ejecutivo comunitario también revela que crece la brecha digital española respecto al resto de la UE, puesto que la penetración de la banda ancha en España avanza a un ritmo más lento que la media de la UE. El año pasado aumentó menos de dos puntos porcentuales hasta situarse en el 20,2% de la población en enero de 2009, con lo que se queda aún más rezagada del promedio de los Veintisiete (22,9%).

España también se queda atrás en telefonía móvil (114,2% de penetración frente a 118,9%). No obstante, en banda ancha móvil, ocupa el primer lugar y tiene una penetración del 25,9%, muy superior a la media (13%). También destaca positivamente en portabilidad, es decir, el número de usuarios que cambian de compañía manteniendo el número, con 4 millones portados en telefonía fija y 18,3 millones en móviles.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.