• El 40% de los encuestados cree firmemente que todo el mundo debería tener acceso gratuito a este tipo de contenidos 
  • Buscadores y links en redes sociales, los principales accesos para acceder a retransmisiones ilegales de eventos deportivos en directo

deporte - diario juridico

Smart Protection, empresa española dedicada a combatir la piratería y falsificaciones online, ha publicado su estudio ‘Consumo pirata de eventos deportivos en directo en Internet’, que analiza el comportamiento de los consumidores de eventos deportivos en directo online y su postura frente a la oferta pirata. 

Una de las principales conclusiones del informe es que el 56% de los encuestados confiesa que alguna vez ha recurrido a retransmisiones ilegales cuando se trata de eventos deportivos en directo. Sin embargo, el 36% niega tajantemente haber visto partidos o eventos deportivos en sitios pirata mientras que un 8% asegura no estar seguro. A la pregunta de si conocen a alguien que consuma deportes en Internet de manera pirata, un 74% contestó afirmativamente. Un 32% conoce a más de una persona que lo haga y un 42% solo a una. 

El fútbol continúa siendo el deporte rey en cuanto a eventos en directo online se refiere. Un 62% asegura que es el deporte que más consume en la Red, seguido del tenis, con un 10%, y el baloncesto (4%).

Sobre el tipo de plataformas desde las que se accede a contenido pirata para consumir deporte, el 38% opta únicamente por páginas web que alojen contenido ilegal, mientras un 8% es fiel a las redes sociales. Otro 38% confiesa que usa las dos vías indistintamente, las páginas web y las redes sociales. Youtube (26%) y Facebook (20%) son las dos redes sociales más utilizadas para ver eventos deportivos de forma fraudulenta. 

En cuanto a la manera de acceder a estas plataformas ilegales, el 44% de los encuestados acude directamente a su buscador de cabecera, Google, para localizarlas. Un 10% llega a través de links que ve en redes sociales y otro 10% se mete directamente en donde esté alojado el contenido de manera ilegal, pues ya conocen de antemano estas páginas y teclean el nombre directamente en el navegador o buscador. De hecho, la mitad de los encuestados (50%) asegura que conoce entre 1 y 3 sitios webs. 

En cuanto a la frecuencia en el visionado de este tipo de contenidos, el 24% de los encuestados asegura que lo hace de manera regular, mientras que un 34% lo hace solo cuando está ante un partido clave, una competición importante, o un evento que despierte el interés mediático.

El 60% opina que se debería pagar por ver un partido en directo

El mayor inconveniente de estas retransmisiones piratas es, para casi la mitad de los de los encuestados (49%), la falta de calidad de la imagen. El 30% se queja de la interrupción o corte de la señal y para el 13% la calidad del audio deja mucho que desear. Por último, un 8% cree que el mayor problema de las retransmisiones ilegales es el abuso de publicidad. 

El informe de l informe de Smart Live Protection revela que revela que la gran mayoría (36%) confiesa que recurre a retransmisiones piratas porque no puede afrontar el pago por el servicio oficial, mientras que el restante (un 14%) asegura que no quiere hacerlo. 

El 40% de los encuestados cree firmemente que todo el mundo debería tener acceso gratuito a este tipo de contenidos mientras que el 60% restante opina que se debe pagar por ello. Los dueños de las empresas de los derechos de emisión son los responsables de que exista este tipo de plataformas ilegales para un 34% de los encuestados, mientras que para un 36% son los piratas que quieren monetizar con ese contenido o simplemente compartirlo. Sólo en el 26% de los casos, se achaca a los propios consumidores este consumo ilegal.

“La retransmisión online es ya una de las formas más populares de consumir eventos en directo y una herramienta imprescindible para hacer llegar el contenido a la audiencia, en buena medida, gracias al auge de las redes sociales. Sin embargo, su éxito también ha captado la atención de los ciberdelincuentes, que han encontrado en las retransmisiones piratas de eventos online una nueva y lucrativa forma de negocio ilegal”, ha asegurado Javier Perea, CEO y cofundador de Smart Protection.