La querella se dirige contra el director general de Política Financiera, Tesorería y Patrimonio de la Comunidad de Madrid, Juan González Blasco; contra el presidente de la Comisión de Control de Caja Madrid, Pablo Abejas, y contra el representante del Gobierno regional en la Comisión de Control de la entidad, Cándido Cerón Escudero.

Con la documentación encima de la mesa, el magistrado deberá pronunciarse sobre la admisión o no a trámite de la querella, que implicaría la apertura de unas diligencias previas para investigar los hechos denunciados.

IU argumenta en su escrito que se abrió un expediente sancionador de manera «injusta» para inhabilitar al presidente ‘gallardonista’ de la Comisión de Control Fernando Serrano y posteriormente contra el secretario de la misma, Juan Gómez Castañeda, de IU.

El expediente abierto por el consejero de Economía, Antonio Beteta, estuvo motivado por la incompatibilidad de Serrano entre su cargo como Defensor del Contribuyente en el Ayuntamiento de Madrid, el puesto de director general y el de miembro de la Comisión de Control de Caja Madrid.

Los querellantes también alegan que la sanción se produjo «con la intención desde la Administración de manipular el proceso de un órgano soberano de una entidad independiente para buscar y producir un resultado determinado».

A su juicio, «la Comunidad intervino precipitadamente y no se atuvo a las garantías procedimentales que exige cualquier resolución en un Estado de Derecho».

En este sentido, IU afirmó que «ante la falta de argumentos jurídicos y penales», el Gobierno regional «se ha extralimitado en sus funciones e incurrido en prácticas de abuso de poder y prevaricación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.