Segunda entrega de nuestra improvisada enviada especial, Helena Suárez, socia de Suárez de la Dehesa,  a la reunión internacional de la IBA  que tiene lugar estos días en Dublín. Aquí puedes conocer cómo es un dia habitual de estos congresos multitudinarios, donde hacer networking es quizás la práctica más apreciada junto con la participación en las sesiones. 

Solo estamos a martes y empiezo a acusar cansancio. ¡La semana de la IBA es muy intensa para mí!

El día empieza a las 6:00 de la mañana con un repaso al correo electrónico y a mis asuntos del despacho. Necesito dejar preparados los temas que puedan surgir en Madrid para poder tener un día tranquilo y prestar atención a las sesiones.

Este tipo de congresos no son unas vacaciones; de hecho, el trabajo es doble, aún contando con el apoyo de mis compañeros del despacho que  cubren mis temas durante esta semana.

Los abogados unipersonales que asisten a este tipo de eventos ¡son unos auténticos genios de la organización!

Las sesiones comienzan a las 9:30. Personalmente, me gustan aquellas que permiten el debate entre los asistentes. Para los “novatos” en la IBA recomiendo sesiones abiertas, organizadas como desayunos coloquios o sesiones de presentación.

El comité de IP organiza todos los años una sesión introductoria con este formato de café coloquio.

Te sientes un poco como en el juego de las sillas; cada media hora cambias de mesa y te reúnes con diez personas distintas para hablar sobre temas relacionados con la propiedad intelectual, pero cumple su objetivo: todos los interesados en esta disciplina entramos en contacto.

En mi opinión, tiene un valor añadido: poder mostrar tu expertise sobre ciertos temas de tu especialidad.

Además, la sesión está coordinada por los officers del comité, que se esfuerzan por conocer a los asistentes, especialmente a los nuevos; su trato es abierto y amistoso… ¡Como sesión le pongo un 10!

Tan importantes son las sesiones como asistir a las recepciones y cocktails que organizan los despachos por la tarde-noche. Generalmente recibes invitaciones, pero eres igualmente bienvenido con tan solo mostrar tu identificación (bandge).

Es el momento de relajarse y conocer gente nueva, o encontrarse con amigos de anteriores ocasiones. Para los que asisten por primera vez, mi consejo es que se apunten en la agenda las recepciones que hay cada día.

Hoy tengo Greenberg Traurig, Pinsent Masons y seguro que surgirá alguna mas.

A disfrutar!

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.