La sentencia rechaza el recurso de anulación por inadmisible y la demanda de indemnización por infundada.

Arcelor, quien tras su fusión con Mittal en 2006 se ha convertido en el primer productor mundial de acero, interpuso un recurso ante el TUE por considerar que el sistema de comercio de emisiones vulnera varios principios de derecho comunitario, en particular, el derecho de propiedad, la libertad de ejercer una actividad económica, el principio de proporcionalidad, el principio de igualdad de trato, la libertad de establecimiento y el principio de seguridad jurídica.

En su sentencia, el Tribunal desestima este recurso de anulación por considerarlo inadmisible. A este respecto, la sentencia recuerda que una persona jurídica, como una sociedad, puede interponer un recurso contra los actos comunitarios que le afecten directa e individualmente. Sin embargo, considera que la directiva no afecta a Arcelor ni individual ni directamente puesto que se aplica de manera general y abstracta a todas las instalaciones industriales.

El TUE desestima igualmente la demanda de indemnización de Arcelor. Concluye que Arcelor no ha demostrado que, al adoptar la directiva, el legislador comunitario vulneró el derecho de propiedad, la libertad de ejercer una actividad económica, el principio de proporcionalidad, el principio de igualdad de trato, la libertad de establecimiento o el principio de seguridad jurídica de manera suficientemente caracterizada para dar lugar a la responsabilidad extracontractual de la UE.

La sentencia señala que la directiva no vulnera el principio de igualdad de trato, puesto que la diferencia de trato causada por la exclusión del ámbito de aplicación de los sectores químico y de los metales no férreos está justificada por criterios objetivos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.