El acuerdo, que será aprobado formalmente y sin debate por los ministros comunitarios de Exteriores, complementa el pacto alcanzado la pasada semana en el seno de la UE sobre un sistema para que algunos de esos detenidos sean transferidos a los países europeos que se ofrezcan a acogerlos.

El texto recibió este jueves los últimos toques en una reunión de embajadores ante la UE y tras una serie de negociaciones por vídeoconferencia con responsables estadounidenses.

El documento, en forma de declaración conjunta, recalca que la «responsabilidad primaria» de cerrar Guantánamo y encontrar una residencia para los detenidos que puedan ser liberados «recae en Estados Unidos».

Washington no se compromete a acoger en su territorio a algunos de esos detenidos, ya que el Gobierno del presidente Barack Obama no ha concluido aún el proceso de revisión de todos los casos y de establecimiento de una nueva política en esta cuestión, indicaron las fuentes.

Una versión anterior del documento señalaba: «Tomamos nota de que Estados Unidos reconoce su responsabilidad de aceptar a algunos antiguos detenidos que indiquen el deseo de ser admitidos en Estados Unidos».

Los europeos esperan que EEUU acoja finalmente a algunos de los detenidos, pero por ahora Washington no puede comprometerse por escrito, según explicaron las fuentes.

El texto recuerda que Estados Unidos ha pedido ayuda para encontrar residencia a algunos de los presos que sean liberados y que «por razones imperativas» no pueden volver a sus lugares de origen y han mostrado su interés en ser recibidos en países europeos.

Además, el Gobierno de Washington dice que «estudiará» la posibilidad de contribuir, caso por caso, a los costes que los Estados de la UE incurran al recibir a esos ex detenidos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.