El bufete internacional Baker & McKenzie, con oficinas en Madrid y Barcelona, se ha convertido en el mayor despacho del mundo en volumen de ingresos después de facturar 2.540 millones de dólares en el último año fiscal, que cerró este junio. Así, Baker & McKenzie ha dejado atrás al despacho DLA Piper como mayor bufete del mundo.

Infográfico con los resultados de la compañía
Infográfico con los resultados de la compañía

Estos números, equivalentes a casi 1.900 millones de euros, representan un aumento del 5% respecto al año pasado. Además, es la primera vez desde el inicio de la crisis financiera que un bufete de abogados supera la barrera de los 2’5 mil millones de dólares.

El despacho indicó que también son la mayor firma legal en mercados y trabajadores y la que obtiene beneficios de forma más repartida alrededor del mundo. Así, según datos de la compañía, el 38’5% de los beneficios provienen de Europa, Oriente Medio y África, un 35’5% del continente americano y el 26% de la Asia.

El presidente de la compañía, Edurardo Leite, ha explicado: “estoy orgulloso de como Baker & Mckenzie ha respondido a las necesidades de nuestros clientes de todo el mundo durante los últimos 12 meses. Seguimos innovando y liderando el sector legal, ya sea como primer bufete en superar los 2’5 mil millones de dólares en ingresos desde la crisis, dando a nuestros clientes las soluciones comerciales que necesitan o abriendo nuevas oficinas en nuevos mercados para servirles mejor.

Más de 4.000 abogados trabajan para Baker & McKenzie en 76 oficinas situadas en 47 países.