La Comisión de Cuentas de la Unión Europea aprobó las propuestas de cuentas presentada por España correspondientes a 2009 que incorporan por primera vez el gasto por dependencia, además del gasto por asistencia sanitaria prestada por los Servicios Públicos de Salud españoles a los ciudadanos que visitan nuestro país, procedentes de otros Estados Europeos.

Los procedimientos de gasto aprobados suponen un pago de 1.244,87 euros anuales, por cada familia, en el caso de familiares de trabajadores y 3.987,94 por persona, para pensionistas y sus familiares.

Los costes medios españoles que incluyen la prestación por dependencia, determinan la cuota global mensual que la Seguridad Social española facturará a las instituciones de los distintos Estados miembros por sus ciudadanos residentes en España, por el derecho a percibir prestaciones en especie.

El número de ciudadanos comunitarios a las que son aplicables dichos costes por asistencia sanitaria se sitúa en un promedio de 150.000. En esta cifra se incluye a los que reciben prestaciones por dependencia por organismos españoles.

El saldo neto de las cuantías recaudadas por el Instituto Nacional de la Seguridad Social por cuota global, se distribuye anualmente a las Comunidades Autónomas, de acuerdo con lo establecido en las normas legales. En 2009, el total de lo distribuido ascendió a 269.678.141,10 euros.

España forma parte de un reducido grupo de países que presenta con antelación las cuentas por estos conceptos, de forma que se obtienen con toda rapidez los correspondientes reembolsos que compensan los gastos en que se ha incurrido.

España, Francia e Italia presentan los importes de facturación más elevados por su condición de países tradicionalmente receptores de turismo y por tanto, referentes para la residencia de ciudadanos de otros Estados.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.