Pese a que aún no se han apagado los ecos del Consejo Europeo informal celebrado en Bruselas, donde la iniciativa de los eurobonos y el papel del BCE  volvió a ponerse sobre la mesa las notables divergencias entre  Alemania con  otros países como Francia y economías con graves problemas como Italia, España, Grecia y Portugal, se antoja decisivo para la zona euro estas próximas semanas,  donde sabremos,  por la exposición del Comisario Oli Rehn,  el próximo dia 30 de mayo, las recomendaciones de la Comisión, ahora con mayor poder que el propio ECOFIN, presentará para todos los países miembros, a raíz de los presupuestos conocidos por estos Estados.

Con posterioridad a esa cita las elecciones del 17 de junio en Grecia serán claves para saber si el país heleno se mantiene como miembro de la UE.  Por determinar queda en ese mes de junio el Consejo Europeo que validará todos estos acuerdos y tomará medidas sobre cómo se vaya conociendo toda esta actividad.

Como comentaron fuentes de la Comisión a DIARIOJURIDICO este año hay varias novedades importantes a destacar que otorgan a la Comisión más poder en temas de presupuesto y desquilibrio económicos. En este sentido los Estados miembros se enfrentarán a procedimientos de déficit excesivo, por incumplir el déficit que podría ocasionar sanciones importantes hasta el 0,2 del PIB. También desde la Comisión habrá más vigilancia prespuestaria sobre los presupuestos de cada país miembro y  se intensificarán las medidas para reducir los desequilibrios económicos , en temas como salarios, inversiones netas, precios vivienda, crédito al sector privado o desempleo. Ahora, con los cambios introducidos hay una parte preventiva y también otra sancionadora que puede alcanzar al 0,1  del PIB, en casos muy extremos.

El discurso final de José Manuel Durao Barroso a esa cena informal celebrada ayer por los líderes europeos pretende ser el elemento que unifique posturas tan antagónicas, entre las ideas de Angela Merkel y las que postula Hollande y otros dirigentes europeos. En ese sentido el dirigente europeo señaló que desde la UE se sigue fielmente la Estrategia 2020, donde   “la elección entre estabilidad y crecimiento no debería verse exactamente como una opción: necesitamos ambos. Sobre este tema existe un consenso claro en torno a la mesa. Necesitamos tanto estabilidad como crecimiento y para lograr el crecimiento necesitamos consolidación fiscal”. A este respecto se da por seguro la necesidad de impulsar  reformas estructurales para incrementar la competitividad y necesitamos inversiones más específicamente orientadas.”subrayó.

Pese a que los eurobonos siguen siendo una utopia, alguna de las medidas aprobadas ayer se asemejan a ese instrumento financiero tan ansiado. De hecho ayer se aprobó impulsar los llamados bonos projects para determinados temas de infraestructuras. “Esta era una propuesta legislativa del 2011, indicó Barroso y ahora con el acuerdo entre el Consejo y el Parlamento para lanzar una fase piloto de los bonos para la financiación de proyectos.” También otro asunto de interés es el incremento de capital del BEI (Banco Europeo de Inversiones gracias a los fondos estructurales europeos lo que supone  “un incremento de 10 000 millones de euros permitiría al BEI aumentar su capacidad de préstamo en 15000 millones al años durante los 4 próximos años, hasta unos 65 000 millones de euros al año, en lugar de reducirlo, como está ocurriendo ahora debido a la exposición a algunos países en dificultades” explicó el presidente de la Comisión. .

Hablar de fondos estructurales y de su reasignación supone que ha habido un compromiso de los Jefes de Estado sobre esta cuestión. Esto supone hacerlo de buscar medidas de choque contra el desempleo juvenil, una de las lacras del Viejo Continente. “. Los resultados iniciales de los equipos de actuación conjunta de los ocho países con los mayores niveles de desempleo juvenil han podido reasignar 7000 millones de euros para empleo juvenil. De hecho, estamos ayudando a 470 000 jóvenes a encontrar trabajo y formación. “

Respecto a Grecia, es evidente que Bruselas quiere que el país heleno se mantenga en la zona euro pero no a cualquier precio.  Así Barroso comentaba ayer que “. El mensaje que enviamos hoy es claro: estaremos junto a Grecia mientras Grecia cumpla su compromiso.”. La Comisión espera que el nuevo Gobierno que salga de las urnas el 17 de junio cumpla las reformas a las que se comprometió en su dia. Hasta la fecha dos pagos realizados importantes y una condonación de 107.000 millones de euros, la más alta de la historia de las finanzas que se recuerda frente a un país rescatado con una economía hundida que no parece salir del abismo en el que se encuentra.

 

 

 

 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.