Carlos Carnicer y Rafael Catalá
Carlos Carnicer y Rafael Catalá

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, considera que una reforma de la Constitución no tendría por qué generar una “tensión extraordinaria” si es fruto de la “reflexión serena” y del consenso de las fuerzas políticas. Catalá no cierra la puerta, por tanto, al diálogo para “analizar” cualquier cuestión, ha dicho, que requiera “alguna adaptación” de la Carta Magna.

En declaraciones en los pasillos del Congreso de los Diputados, el ministro ha resaltado que, pese a abrirse a su adaptación, la Constitución ha sido y es un “marco de convivencia extraordinario” y presta un “grandísimo servicio” a España. Catalá se ha remitido al presidente Mariano Rajoy, al asegurar que el Gobierno está “permanentemente abierto a dialogar” con todas las fuerzas políticas aquellas cuestiones que “sigan garantizando” la convivencia y la “estabilidad” como un Estado occidental y del siglo XXI.

“La norma suprema, la Constitución, puede ser reformada y lo hemos hecho en el pasado, y no por eso se genera ninguna tensión extraordinaria si es fruto de la reflexión serena y del debate y el consenso de las fuerzas políticas”, ha dicho.

Búsqueda de consenso

Tras su visita al Congreso, Catalá ha mantenido un encuentro con los 83 decanos del Consejo General de la Abogacía Española, donde ha reiterado su compromiso por el diálogo y el consenso con todos los operadores jurídicos para abordar las reformas que necesita la Justicia. “No me imagino ninguna reforma con garantía de éxito sin el consenso de los profesionales” que intervienen en la Justicia.

“Las cosas se cambian con el concierto y el consenso, instrumentos necesarios para abordar las modificaciones en la Administración de Justicia. Sin vosotros no funcionarán las reformas necesarias”, ha asegurado el ministro, al tiempo que ha indicado que las reformas pendientes necesitan que “se revisen, ajusten e impulsen para que se aprueben con el máximo consenso posible antes de finalizar esta legislatura”.

Tasas Judiciales

El ministro de Justicia se ha comprometido ante el presidente del Consejo General de la Abogacía Española, Carlos Carnicer, y los decanos a evaluar el impacto real que están teniendo las tasas judiciales en el acceso de los ciudadanos a la tutela judicial efectiva. En este sentido ha recordado que durante su etapa como secretario de Estado de Justicia, con José María Michavila de ministro, se aprobaron unos gravámenes asociados al orden mercantil y para las personas jurídicas.

A este respecto, en comparecencia en el Pleno del Congreso de los Diputados, Catalá ha anunciado la convocatoria de una mesa sectorial para hablar sobre las tasas judiciales y el servicio de Justicia Gratuita.

El ministro indicó el martes, en su primera comparecencia pública, que no estaba pensando en eliminar la polémica Ley de Tasas de Gallardón. Sino a reformar la misma: “Vamos a analizar, revisar y ajustar la aplicación de las tasas judiciales”, ha prometido en la sede de la Abogacía.

Así, unas horas antes en el Congreso de los Diputados, el nuevo ministro de Justicia se ha comprometido a evaluar el “impacto real” que han tenido las tasas judiciales y ha apuntado que el 83% de los ocho millones de asuntos que entran cada año a los tribunales están libres de tasas ya que estas solo se aplican en lo civil o lo contencioso-administrativo. “.

Sobre Ley de Asistencia Jurídica Gratuita, Catalá ha mostrado su disposición a evaluar el proyecto en trámite parlamentario y “establecer el máximo nivel de calidad, transparencia, cercanía y proximidad” de este servicio tan fundamental para los ciudadanos sin recursos “prestado por los Colegios de Abogados, que funciona razonablemente bien, pero que puede mejorarse”.

Colegios Profesionales

En relación al anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales, el nuevo ministro de Justicia ha mostrado su apoyo a conseguir un texto que sea “equilibrado y razonable, pero que salvaguarde los valores, características y competencias de todas las profesiones”. El ministro se mostró favorable a la liberalización y a la competencia, pero sin desequilibrios y sin crear problemas donde no es necesario. El ministro calificó de “actividad ejemplar” los servicios que prestan los Colegios, que son un elemento vertebrador de la sociedad. “Haríamos mal desde el Ministerio, dijo, en no legitimar y reconocer esa fortaleza y trabajar juntos”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.