Agentes de la Brigada de Derechos Humanos, una sección especial de la Policía de Investigaciones, comenzarán a recorrer los diferentes barrios de Santiago, en busca de quienes cometieron graves delitos contra los Derechos Humanos, bajo el régimen militar.

Entre ellos, hay cinco altos oficiales retirados del Ejército: César Manríquez, Manuel Carevic, Sergio Castillo, Fernando Chaigneau y Luis Sovino, además de 45 suboficiales, 14 ex miembros de la Fuerza Aérea, once de la Marina, seis de la Policía de Investigaciones y 32 ex carabineros, entre otros.

Precisamente, a los cinco altos mandos castrenses se les imputan los cargos de ‘co-autoría de secuestro calificado’ y de formación de banda delictiva. Uno de los asesores de Montiglio, el fiscal Roberto Paredes, señaló que algunos de los detenidos podrían aportar nuevos datos acerca de la ‘Operación Cóndor’, como se conoce a la acción coordinada entre los gobiernos militares de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay para eliminar a los disidentes políticos de esos países.

Entre las decenas de víctimas de esta operación se cuenta al general Carlos Prats, ministro del Interior del presidente Salvador Allende y el canciller del mismo gobierno, Orlando Letelier, que falleció al explotar una bomba en el auto que conducía, junto a su secretaria, en Washington.

Según el abogado Boris Paredes, de la Oficina de Derechos Humanos del Ministerio del Interior, que es parte querellante en los juicios, la investigación ha alcanzado a quienes conocieron los casos y jamás los denunciaron.

Paredes no revelará la identidad de los agentes de menor rango que serán detenidos, dado que el juez Montiglio ha decretado el secreto de sumario para no interferir en las investigaciones que se llevan a cabo, acerca de otros individuos que formaban parte de los grupos de tareas especiales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.