Senadores buscan aumentar dotación y reforzar unidades especializadas en las Fiscalías de Chile.

Aumentar la dotación del Ministerio Público, modificar el modelo orgánico de dicho organismo y modernizar los mecanismos de gestión institucional e incentivos, son los tres ejes en los que se basa el proyecto de fortalecimiento del Ministerio Público.

La Comisión de Constitución del Senado escuchó las exposiciones del Ministro de Justicia y del Fiscal Nacional del Ministerio Público respecto de la iniciativa que forma parte de la agenda de seguridad.

La iniciativa, que forma parte de la agenda de seguridad, comenzó a ser analizada por la Comisión de Constitución del Senado y para ello escuchó las exposiciones del Ministro de Justicia y Derechos Humanos, Luis Cordero, y del Fiscal Nacional del Ministerio Público, Ángel Valencia.

El titular de Justicia explicó que este proyecto busca reforzar las herramientas y recursos del Ministerio Público para mejorar la persecución penal. Para ello plantea un incremento en dotación de personal del Ministerio Público, modificar el modelo orgánico del ente persecutor y modernizar los mecanismos de gestión institucional e incentivos remuneraciones de su personal.

En cuanto a dotación se trata de un total de 819 cargos: 4 jefes de unidad, 205 fiscales adjuntos, 337 profesionales, 118 técnicos, 150 administrativos y 5 auxiliares en un período de 4 años desde la publicación de la ley.

En cuanto a la organización, se plantea la creación y reforzamiento de las unidades especializadas dedicadas a la tramitación de causas de mayor complejidad y violencia; el fortalecimiento de la operación de los sistemas de turno y flagrancia, mejorando la respuesta en las primeras horas siguientes a un hecho delictual; el incremento de los Fiscales dedicados a la tramitación de causas en los juzgados de garantía y en los tribunales orales en lo penal. Se precisó que con este incremento la dotación de fiscales adjuntos sea de mil.

Asimismo, se propone la creación de la Unidad de Supervisión de la Persecución Penal y la reincorporación de los Fiscales Regionales como Fiscales Adjuntos una vez concluido su periodo.

La iniciativa también plantea una asignación profesional para administrativos y auxiliares que reúnan los requisitos respectivos y la reestructuración de divisiones funcionales.

En la oportunidad, el Fiscal Nacional entregó cifras comparadas respecto de la cantidad de fiscales que existen en diferentes países, señalando que en Chile hay una tasa de 3,9 fiscales por cada 100 mil habitantes, cifra muy por debajo de otros países de la región.

Entre los temas planteados, el Ejecutivo manifestó la voluntad de que la gradualidad, especialmente en lo que se refiere a fiscales adjuntos, pueda ser algo distinto a lo que está planteado en el estado financiero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.