El dictado del toque de queda en Chile trae consecuencias sobre aquellos trabajadores que ingresan a sus puestos de trabajo por turnos.

Tras la severa crisis por la que atraviesa el mundo debido al coronavirus, Chile decretó toque de queda vigente en todo el territorio y por un largo tiempo.

La propagación del coronavirus forzó al Gobierno chileno de instaurar un toque de queda nocturno como una de las medidas para frenar el avance de la pandemia. La medida busca evitar la propagación del virus covid-19, el cual ya ha cobrado dos víctimas fatales en Chile.

Todos los días, a partir de las 22:00 horas, se inicia el toque de queda en todo el territorio nacional. La prohibición de circular por la calles termina al día siguiente a las 05:00 horas.

El toque de queda volverá a instaurarse cada día a las 22:00 horas, hasta las 05:00 horas del día siguiente, de forma indefinida, hasta que la autoridad lo determine.

Dada esta circunstancia, la Dirección del Trabajo estableció condiciones para pago de remuneraciones en horario de toque de queda.

Gonzalo Lira, socio de Garnham Abogados ([email protected]) señala que la Dirección del Trabajo publicó el dictamen N°1283, de fecha 26 de marzo de 2020, en la cual se hace referencia al pago de remuneraciones a trabajadores que realizan turnos.

Resumidamente, Lira explica que durante las horas que dura el toque de queda, se distinguen tres situaciones:

1.- Trabajadores que tienen turnos que comienzan con posterioridad al inicio del toque de queda y que deben ingresar antes al inicio de su jornada:

El tiempo anticipado con el que ingresa debe ser remunerado por la empresa, toda vez que el trabajador se encontraría, a partir de ese momento, a disposición del empleador, aun cuando este último no le encomiende tarea alguna.

2.- Trabajadores que terminan su turno antes que finalice el toque de queda, por lo que se quedan en las dependencias de la empresa, sin ejecutar labores, hasta el término de la restricción ambulatoria:

No procede el pago de remuneraciones por ese tiempo que media entre el término del turno y el término del toque de queda, puesto que el trabajador no se encontraría a disposición del empleador. Sin embargo, si durante ese período se le encomendara alguna tarea, en ese caso sí procedería remunerarlo por ese tiempo. 

3.- Trabajadores que, a raíz del toque de queda, no se presenten al turno que les corresponde:

No procede el pago de remuneración correspondiente a ese turno, sin perjuicio de que ambas partes pacten, de común acuerdo, la recuperación del turno o del tiempo no trabajado. 

La asignación de movilización, en caso de encontrarse pactado este beneficio, no procede pagarla únicamente en la tercera de las situaciones descritas, esto es, cuando el trabajador no se presentó al turno a raíz del toque de queda.

Fuente: Alerta Laboral – Garnham Abogados – Gonzalo Lira


Garnham Abogados

En Garnham Abogados asesoramos a nuestros clientes con las mejores estrategias legales. Nos anticipamos a sus necesidades y a visualizar potenciales contingencias, considerando los efectos de sus operaciones a nivel nacional e internacional.

Aportamos una visión global, combinando una sólida práctica legal, con un amplio conocimiento del marco en que se desarrollan los negocios. Entre nuestros clientes nacionales y extranjeros, se incluyen consorcios, empresas grandes y pequeñas de diversas industrias y sectores productivos, personas naturales, inversionistas individuales y fondos de inversión.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.