El proyecto de ley que propone la confección de historia clínica electrónica, fue aprobado en las cámaras y pasa a sanción presidencial.

Las plenarias del Senado y la Cámara de Representantes dieron visto bueno al proyecto de ley que crea la interoperabilidad de la Historia Clínica, para garantizar eficiencia en el Sistema de Salud y calidad en la prestación del servicio.

El citado proyecto, cuya conciliación fue aprobada por las plenarias del Senado de la República y la Cámara de Representantes, modernizará el Sistema de Salud, a través de la digitalización de las historias clínicas, garantizando un mejor diagnóstico y atención a los usuarios.

Las cámaras legislativas respaldan este proyecto tras considerar que la digitalización de las historias clínicas garantizará un mejor diagnóstico y atención a los usuarios.

Esta iniciativa, que nació de los congresistas vallecaucanos Carlos Fernando Motoa y Juan Fernando Reyes, pasó a sanción presidencial.

Si bien en algunas ciudades ya se implementa un modelo de Historia Clínica Electrónica se necesitaba de una ley que desarrollara, argumentara y estructurara la puesta en práctica en el país, con los mínimos estándares de interoperabilidad, para la calidad y prestación del servicio tanto en IPS de la red pública como en la privada.

A partir de la sanción presidencial correrá un plazo de 12 meses para determinar los aspectos técnicos que deban cumplir las EPS para implementar la Historia Clínica Electrónica y en máximo cinco años todo el país contará con esta herramienta.

Los archivos en papel ocupan un espacio físico que se multiplica con el tiempo, los archivos digitales no necesitan de un almacenamiento físico si se almacenan en la nube.

Una de las principales ventajas de la digitalización de historias clínicas es que permite el uso compartido, es decir, varias personas autorizadas pueden consultar, incluso al mismo tiempo, una historia clínica.

Ello se traduce en una mejor atención de los usuarios del Sistema de Salud recibir una mejor atención. Al momento de requerir una cita médica o con especialista, los colombianos no necesitarán cargar con la historia clínica debajo del brazo para ser atendidos.

Trabajar con archivos digitales reduce el tiempo de espera durante la consulta y elimina los problemas derivados de errores con el proceso de archivado. Se garantizará, asimismo, agilidad en la prestación del servicio, pues las IPS tendrán disponibles los datos relevantes y antecedentes médicos en cualquier parte del país.

También colaborará en el combate de la corrupción en el Sistema de Salud. Se podrán controlar los procedimientos y tratamientos relacionados directamente con las patologías de los usuarios.

Por otro lado, ayudará con las alergias provocadas por medicación o contraindicaciones, antes de ocasionar el daño. En los últimos años aumentaron las muertes causadas por reacción alérgica a medicamentos, riesgo que puede ser mitigado con la creación de la Historia Clínica Electrónica.

Además, se disminuyen de los costos del Sistema de Salud. La interoperabilidad mejorará la gestión de los servicios de salud, permitiendo un ahorro neto del 5% del gasto total en el Sistema.

Fuente: Senado de la República de Colombia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.