Avanza el proyecto para incluir la aplicación de la máxima pena de cadena perpetua para castigar a los responsables de delitos sexuales contra menores de edad.

Luego de cinco días se debate se logró aprobar en segunda vuelta el proyecto de acto legislativo que reformará el artículo 34 de la Constitución Política.

Al proyecto de acto legislativo le falta un último debate en la plenaria y su aplicación será dentro de un año, luego que sea aprobada una norma reglamentaria que la regirá.

La directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, Lina Arbeláez, advirtió que el 87% de las denuncias presentadas queda impune, sin contar los innumerables casos que no son denunciados por temor o porque se trataba de un familiar el abusador.

La funcionaria celebró que la integridad de las niñas, niños y adolescente este en la agenda pública, dado que “son 68 casos al día de violación a la niñez colombiana.”

Los coordinadores de la ponencia, los senadores Miguel Ángel Pinto, del Partido Liberal, y Roosevelt Rodríguez, del Partido de la U, expusieron durante los cinco días de debates, los beneficios que se pueden generar con la aplicación de la cadena perpetua a manera de disuadir a los criminales y como método de protección hacia los menores de edad.

Para la efectividad de la condena se debe tener toda la diligencia y agilidad del sistema judicial para que se haga efectiva la sanción.

Además, el Gobierno debe establecer una política pública de atención y protección de las víctimas para su restablecimiento de derechos y ayudas psicológicas entre otros.

La reforma contiene dos artículos que deben reformar a la Constitución Política plasmada donde se anexa la pena de cadena perpetua para quienes cometan delitos sexuales contra menores de edad y adolescentes.

Es de señalar que los debates tuvieron una inesperada suspensión a consecuencia de una recusación presentada por el señor Salazar Giraldo hacia los legisladores, quienes debieron esperaron el concepto del Comité de Ética que luego de analizar la demanda la rechazó y sentenció que el recusante deberá aportar elementos probatorios que soporten la recusación interpuesta.

Para el congresista Roosevelt Rodríguez, los críticos de cadena perpetua no deben de poner más acento en la reforma constitucional que en la protección de los menores de edad:

“No insistir en la protección de los menores y si, hacerlo en la prisión perpetua como castigo ejemplarizante, justifica la impresión de que en el Congreso estamos llevando un acto de venganza, prologando la línea del populismo punitivo”.

“La aprobación de cadena perpetua para los violadores de niños es un paso más para la pedagogía que le hace falta al país y encaminarse en la protección a los menores. Este también es un justo homenaje a la senadora Gilma Jiménez, (q.e.p.d.), quien luchó por esta norma hasta sus últimos días”, señaló por su parte el senador José Obdulio Gaviria, Centro Democrático.

Y concluyó “en el mundo hay bandas de pedófilos que hacen turismo sexual y tienen ciudades señaladas como Medellín y Cartagena. Ese es un mensaje de terror a las bandas y redes de pedófilos que utilizan la familia y los colegios. Voto con entusiasmo el proyecto. Tengo la tranquilidad que el procedimiento respecto a la recusación fue correcto”

Fuente: Cámara de Senadores, República de Colombia

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.