La nueva política de empleo atraviesa ejes fundamentales: formación pertinente, inclusión laboral, emprendimiento y seguridad social.

La nueva política pública de empleo del país pretende ofrecer mejores servicios para la población con énfasis en aquellos que enfrentan barreras para acceder al mercado laboral y a la seguridad social. Aspectos como migración laboral, formalización y la certificación de competencia, también se encuentran incluidos.

Con la presencia del alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía y el gobernador (e) del Cesar, Federico Martínez Daza, la ministra del Trabajo, Alicia Arango Olmos, socializó señaló que con esta iniciativa el Ministerio del Trabajo se compromete especialmente con la generación de empleo formal, para así generar más equidad y productividad en el país.

Dentro de la política de empleo la ministra Arango Olmos mencionó tres prioridades importantes que están enmarcadas en la actualización de la normatividad laboral y de seguridad social de Colombia.

La primera es asegurar la formación de competencias pertinentes y de calidad para el empleo; en segundo lugar, ampliar e impulsar el Servicio Público de Empleo para la inclusión laboral; y un tercer aspecto tiene que ver con incentivar el emprendimiento y el fortalecimiento empresarial.

En cuanto a la formación como primera prioridad, la jefa de la cartera laboral indicó que se pretende brindar a la población una formación pertinente para que los trabajadores tengan más herramientas para la inclusión laboral formal que tanto necesita el país.

La Ministra enfatizó que una de las causas principales del estancamiento de la productividad en el país de los últimos 10 años, radica en que los ciudadanos no están preparados para aquello que genera valor y consiguen trabajos poco óptimos o que no son lo que están buscando, generando mayor informalidad.

Con el SNC, se quiere fortalecer la vía de certificación de competencias, medida con la que las personas que se han formado empíricamente en habilidades relevantes para el mercado laboral cuenten con una certificación para que puedan ingresar formalmente al mercado de trabajo.

Con respecto a la segunda prioridad de esta política pública, se le dará un gran impulso al Servicio Público de Empleo (SPE) y al modelo de inclusión laboral, que también fue aprobado en el PND.

Se buscará unificar las bolsas de empleo en el país (que hoy funcionan a través de muchas bolsas fragmentadas) para así dinamizar el sistema y que las vacantes que se produzcan sean accesibles a través del mismo sistema y del SPE en cualquier lugar del territorio nacional.

También mencionó Arango Olmos  que se pretende generar servicios específicos para la población que enfrentan barreras de todo tipo para entrar al campo laboral, como es el caso actual de las mujeres, personas discapacitadas o con limitaciones de algún tipo y jóvenes faltos de experiencia profesional.

El tercer aspecto es incentivar el emprendimiento como otra alternativa para generar ingresos. “Queremos apoyar esta actividad en diferentes niveles, como, por ejemplo, los emprendimientos particulares del sector rural, en los cuales por medio del trabajo articulado con las diferentes entidades con las que contamos desde el sector, se puede apoyar e incentivar estas iniciativas productivas”, afirmó.

Fuente: Ministerio de Trabajo, Colombia