Toda víctima de un accidente de tráfico tiene derecho a reclamar indemnizaciones. Estas cubren tanto los daños corporales como los morales y materiales. Además, como hemos explicado en otros artículos, en caso de fallecimiento serán los familiares del fallecido quienes puedan reclamar esta indemnización.

Pero, ¿cómo se reclama una indemnización por accidente de tráfico? Antes de iniciar las reclamaciones deberíamos conocer las opciones que tenemos a nuestro alcance. Y, como recomendamos siempre, lo mejor es contar con un abogado especializado en accidentes de tráfico desde el primer momento.

indemnización accidente tráfico

Vías de reclamación de la indemnización por accidente de tráfico

La indemnización por accidente de tráfico puede reclamarse por vía judicial o extrajudicial. En ambos casos debemos asistirnos de un abogado con experiencia en la materia. Su ayuda es más que recomendable para las negociaciones extrajudiciales y preceptiva para las judiciales.

Para empezar las reclamaciones es necesario intentar alcanzar un acuerdo por vía extrajudicial. Si tenemos éxito conseguiremos una indemnización rápida y nos ahorraremos pasar por los tribunales.

El problema es que las aseguradoras están interesadas en minimizar las indemnizaciones. Por tanto, en muchas ocasiones no nos quedará más remedio que acudir a la vía judicial para cobrar la indemnización a la que tenemos derecho.

Vía extrajudicial

La vía extrajudicial determina el primer paso para conseguir una indemnización por accidente de tráfico. Nuestro abogado presentará la situación a la aseguradora y tratará de negociar la mayor indemnización.

Para iniciar cualquier reclamación tendremos que evaluar los daños derivados del accidente. Por eso, además de los servicios de un abogado necesitaremos los de un perito médico. En general, la evaluación de daños exige la previa recuperación o la consolidación de las secuelas.

Desde este momento, nuestro perito médico evaluará los daños corporales. Respecto a los daños materiales, bastará con que los acreditemos mediante facturas. También podemos acudir a un perito mecánico para que tase los daños del coche. Con toda esta información podremos valorar la indemnización conforme a la ley 35/2015 y las actualizaciones correspondientes.

Nuestro abogado remitirá la reclamación a la compañía aseguradora, y esta dispondrá de un plazo de tres meses para devolvernos su oferta motivada. La oferta motivada es una valoración de la indemnización. La Ley 21/2007

Contenido de la oferta motivada

La oferta motivada contiene una propuesta de indemnización por los daños corporales y materiales acreditados. Ambas partidas deben ir detalladas y desglosadas por separado.

Además, es obligatorio que relacione los informes y documentos que se hayan tenido en cuenta para valorar la indemnización. El objetivo de este grado de detalle es que la víctima o perjudicado pueda aceptar o rechazar de forma razonada la propuesta de la aseguradora.

Por otro lado, la oferta motivada debe advertir de que su aceptación no implica rechazar posibles acciones.

Aceptación de la oferta motivada

En el caso de que aceptemos la oferta motivada, la aseguradora deberá pagar o consignar la indemnización en plazo de 5 días. Como se ha indicado anteriormente, esto no evitará presentar la correspondiente demanda en el caso de que la indemnización correspondiente fuera superior a la recibida.

Rechazo de la oferta motivada

Si rechazamos la oferta motivada no nos quedará más opción que acudir a la vía judicial. Para ello deberemos presentar una demanda de indemnización por la vía civil. Toda la documentación que hayamos recopilado durante esta fase nos servirá, junto a la oferta motivada, como base para nuestra pretensión.

Vía civil

La demanda civil permite acudir a los tribunales para reclamar una indemnización. También podemos resarcirnos de gastos médicos y otros por esta vía. Para tener éxito necesitaremos los servicios de un abogado especialista en accidentes de tráfico.

Disponemos de un año desde nuestra recuperación o la consolidación de las secuelas para demandar. La consolidación de las secuelas se identifica con el momento en que nos estabilizamos, con lo que podemos conocer ya el alcance de nuestras lesiones.

El tipo de juicio al que nos enfrentaremos dependerá de la cuantía que estemos reclamando. Así, las reclamaciones inferiores a 6.000 euros se ventilarán en juicio verbal, que es más rápido que el ordinario, correspondiente a reclamaciones de superior cuantía.

En todo caso deberemos aportar la documentación que hayamos recopilado a lo largo de nuestra reclamación extrajudicial. A la vista de esta documentación y de las pruebas que podamos presentar, será el juez el encargado de determinar la indemnización que nos corresponde, conforme a la petición realizada por las partes.

En caso de no estar conformes con el fallo del juicio todavía podremos presentar los correspondientes recursos. Así, la vía civil puede componerse de la demanda, la apelación y la casación. Sin embargo, es importante atender a los consejos de nuestro abogado, que estudiará la viabilidad de cada una de nuestras acciones y recursos.

La vía penal

Cabe señalar que, como víctimas de un accidente de tráfico, podemos acudir también a la vía penal. Esta opción se reserva para los accidentes más graves, ya que tiene que concurrir responsabilidad criminal.

Tu abogado estudiará la viabilidad de la acción antes de interponer denuncia. Y es que, aunque la vía penal puede derivar en una indemnización, generalmente se recurre a la vía civil por ser una opción más sencilla para resarcirse de los daños.

En definitiva, si has sufrido un accidente de tráfico deberías reclamar tu indemnización de la mano de un profesional del sector. A través de nuestra plataforma podrás encontrar abogados especializados en la reclamación de este tipo de indemnizaciones, que te acompañarán durante todo el proceso para conseguir la mayor indemnización.

¿Quién puede reclamar una indemnización por accidente de tráfico?

¿Necesitas un abogado especialista en accidentes de circulación?

En Lexdir disponemos de un amplio abanico de despachos de abogados especializados en accidentes de tráfico  así como en sus diferentes variantes.

Encuentra los mejores abogados en tu provincia