Alto directivoLos contratos de alta dirección están sujetos a un régimen legal especial. No sólo se les aplica el Estatuto de los Trabajadores, sino que se rigen por el un Real Decreto que regula la relación laboral de carácter especial del personal de alta dirección. Además, para todo aquello que no esté previsto en la legislación laboral, se aplicará una regulación supletoria, siendo ésta la civil o la mercantil.

La ley otorga al alto directivo y al empresario una amplia capacidad para pactar lo que crean conveniente en las cláusulas del contrato. Por lo tanto, si así lo consideran, pueden acodar una jornada laboral diferente a la de un trabajador ordinario, un salario superior, un horario muy flexible o unas vacaciones más largas a las establecidas en el Estatuto de los Trabajadores.

El pasado 10 de julio, la Sala de lo Social del Tribunal Supremo dictó una sentencia que establece una limitación en la capacidad de las partes para llegar a acuerdos, afectando a los pactos de indemnización por despido. De esta manera, ni el empresario ni el alto directivo pueden proponer una cláusula contractual por la que se renuncie a la indemnización por despido. Se trata de una clara medida de protección para los trabajadores de régimen especial.

Si quieres conocer más detalles sobre este tipo de contratos, entra en esta guía legal e infórmate sobre cómo redactar sus cláusulas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.