El estudio se basa en informaciones aportadas por las propias víctimas, en documentación no oficial y se centra en informaciones publicadas en los medios de comunicación y recogidas en libros como ‘Vidas Rotas’ (Espasa), editado recientemente.

Este documento que se publicará en el próximo número de la revista ‘Fundación’, se ha realizado en el seno de una ‘Comisión de Justicia’ creada en la última reunión de todas las Asociaciones, Colectivos y Fundaciones de Víctimas del Terrorismo, celebrada el pasado 8 de marzo en Madrid.

En dicha reunión se decidió, entre otras cosas, proponer el 27 de junio como día de Homenaje a las Víctimas del Terrorismo en España. En esa misma fecha de hace 50 años fue asesinada en Lasarte la niña de 22 meses Begoña Urroz.

Según indica la Fundación, uno de los principales motivos por los que se creó la ‘Comisión de Justicia’ de las víctimas del terrorismo fue la falta de sistematización de la información existente en la Audiencia Nacional en torno a la situación procesal de todos y cada uno de los más de 800 asesinatos cometidos por ETA desde su nacimiento.

La información disponible se encuentra dispersa entre los Juzgados de Instrucción, las secciones de la Sala de lo Penal, Fiscalía y el archivo de Alcalá de Henares.

Para la realización del estudio y evitar errores se ha tenido en cuenta la Ley de Amnistía de 1977, que hizo «borrón y cuenta nueva» con los asesinatos cometidos por los terroristas hasta ese año. Por lo tanto, se han omitido los 72 atentados mortales de ETA contabilizados en las estadísticas del Ministerio del Interior desde el año 1968.

La revista recuerda en su reportaje que oficialmente no existen datos, pero añade que desde el año 1978 se ha podido encontrar información que de modo no oficial indica que unos 330 asesinatos de ETA no tienen sentencia, ya que no se ha podido determinar la autoría de los mismos por desconocerse quiénes son o porque no han sido localizados y detenidos por las Fuerzas de Seguridad, lo que ha provocado el archivo de las correspondientes actuaciones judiciales.

El estudio realizado por la citada Comisión de Justicia también realiza una aproximación sobre los casos que han podido prescribir o que están a punto de ello. En este sentido, hay que tener en cuenta que desde el año 1978 -tras la Ley de Amnistía- hasta el año 1990 -fecha límite de la prescripción legal establecida en 20 años- ETA cometió la mayor parte de sus crímenes, un total de 562 muertos, según datos extraídos de las estadísticas del Ministerio del Interior.

De esos, más de quinientos asesinatos, según lo recogido por el estudio, algo más de 200 asesinatos cometidos en las citadas fechas no tienen sentencia. De ellos, un centenar podrían haber prescrito o estar a punto de prescribir.

El estudio recuerda que para determinar la prescripción de un atentado terrorista hay que estudiar caso por caso, ya que el artículo 132.2 del Código Penal establece que «la prescripción se interrumpirá, quedando sin efecto el tiempo transcurrido, cuando el procedimiento se dirija contra el culpable, comenzando a correr de nuevo el término de la prescripción desde que se paralice el procedimiento o termine sin condena».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.