El diario La Verdad, del Estado Zulia (oeste) publicó que Cubillas actuó en julio de 2009 como “jefe de seguridad del Inti a nivel nacional (…) durante una protesta de trabajadores” de tres empresas que rechazaban unas invasiones agrícolas en el Estado Zulia.

El periódico presentó una fotografía en la que se ve a Cubillas en este proceso de negociación y unos documentos donde estaría la firma del presunto militante de ETA, acompañada de un número de un documento de identidad venezolano, nacionalidad que también posee.

Cubillas se comprometió, en calidad de delegado del Inti, a crear un equipo “para resolver la problemática de las invasiones”, según La Verdad.

Además, este diario, citando datos del Seguro Social venezolano, un organismo de seguridad social, asegura que Cubillas es empleado del Inti desde julio de 2008 y todavía recibe salarios de la institución.

Según La Verdad, su salario medio es de 4.000 bolívares (unos 930 dólares) por mes.

El gobierno español envió la última semana a Venezuela un auto judicial en que se explica que dos presuntos miembros de ETA confesaron que Cubillas fue uno de los instructores de unos cursillos de formación que recibieron en Venezuela en 2008.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, pidió la cooperación de las autoridades de Venezuela en esta investigación.

Ya en marzo, un juez español envió a Venezuela una orden de detención de Cubillas por considerarlo responsable de ETA en esta región desde el año 1999 y encargado de “coordinar las relaciones” con la guerrilla de las FARC así como “la participación de integrantes de la ETA en cursillos de explosivos”.

Cubillas llegó a Venezuela en 1989, como parte de un grupo de once etarras que fueron recibidos como refugiados políticos en virtud de un acuerdo entre los gobiernos de Venezuela y España.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.