Sobre los datos económicos, apuntó que se trata de “nuestro segundo año de presentación de presupuestos, ambos con congelación de cuotas, y a pesar de ello hemos obtenido un resultado positivo de dos millones de euros”.

Sin embargo, Hernández-Gil quiso resaltar más que las cifras, lo que denominó como “hitos fundamentales de 2008”, y destacó que 2008 fue “el año en el que por primera vez se ha generado una conciencia social generalizada sobre la situación de la Justicia y la necesidad de que haya una buena Justicia”.

Una situación que, siendo “la que es” en el conjunto del Estado, si se refiere en la Comunidad de Madrid, es “peor”.

Por esta razón, “en esta demanda de la sociedad, la posición de todos los Colegios de Abogados, y concretamente el Colegio de Madrid, ha tenido un gran protagonismo y una postura de interlocución permanente”, porque “la Abogacía no es una pieza más de la Justicia, sino que es una parte esencial de ella”, sentenció Hernández-Gil.

Sobre los principales logros del Colegio en 2008, el decano de Madrid destacó la creación del Observatorio de la Justicia y de los Abogados, un organismo que calificó como “necesario” para “trasladar las quejas de los ciudadanos y para servir de interlocutor” con las administraciones.

Hasta ahora, señaló que cuenta con la colaboración de más de 300 abogados, pero expresó su convencimiento de que esta cifra y su aportación “irán a más”.

Por otro lado, hizo mención a la situación del Turno de Oficio y los problemas que surgieron durante el pasado año. “Quiero romper una lanza en favor del Turno de Oficio que se presta en la Comunidad de Madrid, por el nivel de calidad y eficiencia de este servicio público, que funciona extraordinariamente bien en términos generales y no está recibiendo la atención que se merece de las administraciones”.

Por otro lado, el decano del Colegio de Abogados de Madrid aludió un informe realizado por Ernst & Young, sobre el servicio médico del Colegio. En este sentido, señaló que el reglamento del servicio médico es “muy antiguo”, y desde que no es obligatorio “el número de asociados no coincide con el número de colegiados”. De esta manera, señaló que el Colegio estudia “escindir el servicio médico del Colegio, manteniendo el control sobre él y las mismas cuotas, pero en una sección organizada más racional”, algo que se han propuesto llevar a cabo a partir de este año.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.