La Sala de lo Social del Tribunal Supremo desestima así los recursos de casación presentados por Renfe y Adif y confirma la sentencia dictada el 2 de julio de 2007 por la Audiencia Nacional, que concluyó que “el quebranto” o “sobrante” de caja no corre a cargo del empleado, salvo cuando existe “conducta dolosa o culposa”.

Los sindicatos SFF-CGT, CCOO, UGT y SF demandaron a Renfe y Adif ante la Audiencia Nacional por estos hechos y solicitaron al juzgado que obligara a las empresas a hacerse cargo del “quebranto”, así como a devolver las cantidades ingresadas por este concepto por los empleados en el plazo de seis meses.

El Supremo ratifica así el fallo de la Audiencia Nacional.

El fallo había considerado probado que Renfe y Adif tenían la ‘costumbre o uso’ de obligar al trabajador a reponer las cantidades que faltan por errores de facturación diaria en la venta de billetes, mientras que cuando el dinero sobre es la empresa la que se queda con las cantidades sobrantes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.