Estas rebajas entraron en vigor el próximo 1 de abril y que supondrán un ahorro evidente para aquellos contribuyentes que paguen con retraso sus deudas tributarias.

Concretamente, Hacienda calculó para este año un ingreso de 260 millones de euros por intereses de demora, que se verá reducido tras esta rebaja en más de 70 millones.

Además de esta medida, el decreto-ley contempla también el mantenimiento más allá de 2012 y de forma indefinida de la deducción por I+D+i en el Impuesto sobre Sociedades, con el fin de dotar de una mayor estabilidad al incentivo, lo que hará posible, según Gascón, que las empresas españolas puedan tomar decisiones a más largo plazo.

En la reforma del Impuesto sobre Sociedades de 2007 se introdujo la eliminación progresiva de algunas deducciones y, en el caso concreto de la deducción por I+D+i, el Gobierno se comprometió a estudiar en 2011 su viabilidad más allá de 2012.

Con esta medida, se adelanta la decisión del Ejecutivo de mantener el incentivo, que en 2007 favoreció a más de 5.600 empresas por un importe de 316,6 millones de euros.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.