El texto se votó por partes y tuvo el apoyo de CiU -que presentó la moción de manos de Antoni Fernández Teixidó- y el de PSC-CpC, ERC e ICV-EUiA, que presentaron enmiendas.

La cámara catalana pide defender un sistema financiero catalán de cajas de ahorro, fruto de la reestructuración del sistema actual, con el objetivo de que sea más fuerte y más ordenado a la hora de garantizar la financiación a familias y empresas en el contexto actual de crisis económica. La moción destaca que el proceso debe respetar las legítimas aspiraciones territoriales.

Por parte del PSC, Rocío Martínez-Sampere defendió el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) estatal y abogó por preservar el modelo catalán. Sergi de los Rios (ERC) destacó que las fusiones deben tener consenso territorial y dijo que el Govern ya ha iniciado acciones para que no se lesione el sistema catalán.

Daniel Pi (ICV-EUiA) abogó por mantener los centros de decisión de las entidades financieras en Cataluña y reclamó un sistema financiero que ayude a la economía productiva y a las familias. «Si tiene que haber reestructuración, que sea sin hacer daño a la ocupación», agregó.

Enric Millo (PP) pidió hablar en términos de competitividad más que territoriales y consideró que las fusiones deben servir para optimizar los recursos. Dijo ‘sí’ a la concentración y a salvaguardar la función financiera y social de las cajas, pero se mostró reacio a un modelo de cajas catalán, separándolo del español, punto en el que se abstuvo.
José Domingo (Grupo Mixto), que votó en contra, indicó que «las parejas de baile deben ser las protagonistas». Defendió la libertad para fusionarse, pero con control.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.