El presidente del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), Koen Lenaerts, ha destacado el papel fundamental que desempeñan los tribunales nacionales en el sistema de justicia europeo y ha dicho que estos deben decidir siempre con arreglo a Derecho y “sin estar sometidos a ningún tipo de presión, ni interna ni externa”.

Lenaerts ha hecho estas afirmaciones en la conferencia pronunciada durante el acto de constitución de las redes de cooperación judicial internacional del Consejo General del Poder Judicial tras la aprobación del Reglamento 1/2018 sobre auxilio judicial internacional y redes de cooperación judicial internacional, que ha sido presidido por el presidente del Tribunal Supremo y del órgano de gobierno de los jueces, Carlos Lesmes.

El presidente del Tribunal de Justicia europeo ha dicho también que la eliminación de las fronteras interiores en Europa “no puede suponer el debilitamiento del poder público de los Estados, sino que debe ir acompañada de la libre circulación de resoluciones judiciales bajo el principio de reconocimiento mutuo”.

Ese principio, ha añadido Lenaerts, es “piedra angular” del espacio europeo de libertad, seguridad y justicia, y resulta fundamental para que la cooperación judicial en materia penal sea eficaz.

“La Unión Europea es una unión de Derecho, en la que tanto las instituciones como los Estados deben respetar las reglas del juego”, ha señalado el presidente del TJUE, que ha concluido su conferencia asegurando que el tribunal que él preside “tiene un compromiso con los tribunales nacionales para garantizarles que todo el peso y la fuerza del Derecho de la Unión harán que nada ni nadie menoscabe su independencia”.

Las normas, garantía para todos en un Estado de Derecho

Por su parte, el presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ ha destacado que el Reglamento 1/2018 es “reflejo del compromiso constante de las redes españolas de cooperación judicial internacional con la construcción del espacio de libertad, seguridad y justicia de la Unión Europea, con el juez europeo y con el principio de confianza mutua entre nuestros sistemas judiciales como elementos esenciales para la efectiva materialización del principio de reconocimiento mutuo y la consolidación del espacio judicial europeo”.

“Puedo asegurar, sin miedo a equivocarme, que todos los miembros de la Carrera Judicial del Reino de España también estamos comprometidos con la defensa del Estado de Derecho fuera de nuestras fronteras y con el respeto a los tribunales europeos”, ha añadido Carlos Lesmes.

El presidente del Poder Judicial ha destacado como “fundamento esencial” de la Unión Europea valores y principios como la paz, la libertad, la igualdad, el Estado de Derecho y el respeto a la dignidad y a los derechos humanos, “valores tan importantes en un momento en que las normas se consideran por algunos como una restricción de derechos y libertades, más que como una garantía para todos en un Estado de Derecho”.

Lesmes ha concluido diciendo que tiene la plena certeza de que el TJUE “contribuye de manera esencial a que la Unión Europea sea considerada como un ejemplo cuando se trata de hablar de paz, de seguridad y de derechos humanos”.

Las redes de cooperación judicial internacional del CGPJ

Las redes de cooperación judicial internacional, creadas por el CGPJ hace más de una década, son la Red Judicial Española de Cooperación Judicial Internacional (REJUE), cuyo objetivo es asistir a los órganos judiciales españoles que lo soliciten en cuantas peticiones de cooperación judicial internacional emitan o reciban en el ejercicio de su actividad jurisdiccional y auxiliar a otros miembros de redes de cooperación judicial; y la Red de Especialistas en Derecho de la Unión Europea (REDUE), que asiste a los órganos judiciales en todo lo concerniente a la aplicación del Derecho de la Unión Europea y la jurisprudencia del TJUE, con una especial atención a la mecánica operativa de las cuestiones prejudiciales.

En el actual mandato del CGPJ se ha abordado una regulación más completa y detallada de estas redes de cooperación, lo que llevó al Consejo a aprobar el pasado mes de septiembre el Reglamento 1/2018, sobre auxilio judicial internacional y redes de cooperación judicial internacional.

El Reglamento integra en una misma norma todas las disposiciones que inciden en la organización y gestión de la actuación de los órganos judiciales españoles en materia de cooperación jurisdiccional internacional; incorpora el Prontuario de Auxilio Judicial Internacional, que está a disposición de todos los jueces, fiscales y letrados de la Administración de Justicia en la web del CGPJ para facilitarles este tipo de actividades; y regula el proceso de selección de los miembros de la REJUE y de la REDUE pertenecientes a la Carrera Judicial.

Todo ello, ha señalado el presidente del TS y del CGPJ, se ha traducido en “una decisiva renovación de ambas redes, lo que ha supuesto un antes y un después en la andadura de la REJUE y la REDUE, cuyos miembros desarrollan sus cometidos de manera coordinada con el Servicio de Relaciones Internacionales del Consejo”.