En siniestros el 2008 el sector sumó US$ 4. 704 millones, lo que significa que diariamente el gremio pagó US$ 12.8 millones a sus asegurados. La cifra representa un 10% más que el 2007, un 32% más que el 2003 y un 49% sobre lo que pagaba hace una década, informó el diario La Tercera.

En línea con estas cifras, cada persona en Chile tiene en promedio más de tres pólizas.

“El año pasado, los chilenos invertimos US$345 en seguros ($217.000 con dólar observado al cierre de 2008). Al dividir este monto, en coberturas de vida (pensiones, salud, desgravamen) los chilenos destinan alrededor de US$224 y en protecciones generales (vehículos, robo, terremoto, SOAP entre otros) US$121. La cifra que, si bien duplica el promedio en Latinoamérica (US$ 153), es considerablemente inferior a países como España donde se registra un gasto de US$1.699 por persona. En conclusión, a pesar de la crisis económica, los chilenos han optado por mantener sus seguros. Estar protegidos frente a las incertidumbres de la vida es una necesidad prioritaria para los chilenos. Las cifras así lo confirman”, manifestó Mikel Uriarte, presidente de la Asociación de Aseguradores de Chile.

En cuanto a las proyecciones de crecimiento para el 2009, Uriarte señaló: “Acorde con el comportamiento esperado del PIB, estimamos que la industria aseguradora no va a crecer durante el año 2009”.

Por último, el gremio dijo que los resultados del mercado asegurador el 2008 registraron una pérdida del US$ 200 millones, debido principalmente a la caída en el valor de las inversiones de las compañías de vida.

Esta pérdida equivale al 50% de la utilidad que las mismas compañías exhibieron el año anterior. En tanto, el área de generales anotó una utilidad de US$23 millones.