La inclusión de personas transexuales en la sociedad es un tema de relevancia y evolución constante. Hace unos años, era impensable la posibilidad de que una persona transgénero pudiera tener un hijo, pero gracias a los avances médicos y a la aprobación de la reciente Ley Trans, que permite a las personas transexuales tener acceso a las técnicas de reproducción asistida en condiciones de igualdad, está práctica ha cambiado, permitiéndoles crear una familia.

No obstante, a pesar de los avances legislativos, las personas trans siguen teniendo muchas limitaciones en su día a día, entre ellas, la escasa especialización de profesionales sanitarios en la salud y un desconocimiento, en algunos casos hasta prejuicios, sobre la hormonación, sus efectos y su impacto en la fertilidad.

Según el Equipo Juana Crespo, se calcula que en España hay más de 10.000 personas transexuales, de las que alrededor de 700 serían jóvenes en edad fértil con disforia de género, es decir, personas que nacen con unos genitales que no sienten como propios y no se corresponden con la identidad de género que quieren desarrollar en su vida. Ser madre o padre es el deseo de muchos de ellos.

En este contexto, el Equipo Juana Crespo ha creado la primera Unidad Específica de Fertilidad Trans en España para atender la gran demanda de nuevos modelos de familia que desean vivir su identidad de género con normalidad.

La Clínica valora la importancia de garantizar el acceso a los servicios de salud reproductiva de manera inclusiva y respetuosa para todas las personas, independientemente de su identidad de género. “Creemos firmemente en el acceso igualitario a los servicios de salud reproductiva para todas las personas, incluidos quienes se identifican como transexuales. Estamos comprometidos en ofrecer soluciones adaptadas y de calidad que permitan a estas personas a cumplir su deseo de formar una familia, garantizando la plena autonomía y respeto a su identidad de génerosigue el Dr. De Prados

En un contexto electoral, se abren debates importantes sobre temas delicados como puede ser el embarazo transgénero. Estos asuntos invitan a reflexionar a la población sobre los derechos individuales y la diversidad de experiencias a la hora de formar una familia. En este sentido, es importante encontrar decisiones equitativas que respeten las necesidades de cada una de las personas involucradas, garantizando un enfoque basado en el respeto, la ética y la igualdad.

Fuente: Equipo Juana Crespo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.