La consejera de Hacienda de la Xunta de Galicia, Marta Fernández Currás, recibió ayer al Comité Organizador del XX Congreso Nacional de Auditoría y mostró su apoyo a este evento que se celebrará los días 23, 24 y 25 de noviembre en Vigo, una destacada cumbre de ámbito económico que reunirá a medio millar de auditores de toda España. La situación económica, la necesidad de impulsar la transparencia y la mejor información a los mercados por parte de empresas e instituciones para recuperar la confianza, y el incremento de la colaboración con las auditorías del sector público serán algunos de los relevantes asuntos que se debatirán en el XX Congreso organizado por el Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España.

La consejera de Hacienda dijo tras la reunión que “los auditores realizan una destacada labor para aportar confianza y seguridad a los mercados, algo especialmente relevante en estos momentos de crisis económica”.

Por ello, destacó el apoyo y la satisfacción de la Xunta porque el XX Congreso Nacional de Auditoría se celebre en Galicia y aborde estos temas de máxima actualidad e interés. La Consejera confirmó su participación en la clausura del Congreso, del que confía sirva para“ impulsar la necesaria confianza que necesitan los mercados y los agentes económicos para iniciar la recuperación económica”.

Salto en la calidad de la información

El presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España, Rafael Cámara, agradecióa la consejera de Hacienda y a la Xunta de Galicia el apoyo al XX Congreso y destacó las condiciones excelentes que reúne Galicia para albergar este Congreso, tanto por su indudable pujanza económica, como por su atractivo natural, social y cultural.

Añadió que durante el Congreso los auditores analizarán cómo afrontar la grave crisis económica que atravesamos y las crecientes respuestas que desde la auditoría se proponen aportar. Dijo que el lema bajo el que se desarrollará el Congreso, “Tiempo de auditoría, tiempo de información y transparencia”, responde al convencimiento que tienen los auditores de que “este es el momento de dar un salto cualitativo en la calidad de la información que ofrecen las instituciones y las empresas, y en la forma de presentarla”.

Rafael Cámara afirmó que cada vez resulta más imperiosa esta demanda social y en el Congreso los auditores debatirán mucho sobre cómo afrontar esta crisis de confianza que sufren empresas y países.”De esta crisis se sale con más transparencia, es lo que demandan los ciudadanos”, afirmó

Abogan por una información financiera que sea cada vez más clara y relevante, pero además resulta esencial para incrementar la transparencia de las compañías que se amplíe a otros ámbitos además del financiero la información que ofrecen las empresas a los mercados. Es imprescindible que se afronte la forma en la que reportan sus riesgos las empresas, hay que ser más transparentes en la estrategia de una organización, su gobierno corporativo, la sostenibilidad, el rendimiento financiero y el contexto social, ambiental y económico en el que operan. Cámara afirmó que los auditores pueden aportar mucho en este salto de calidad, porque por el

trabajo que realizan se han convertido en especialistas de los diferentes sectores y en los modelos de negocios de las empresas.

Colaboración con el sector público

Por otro lado, el presidente del ICJCE destacó que el salto de calidad en la información también debe afectar al sector público, y en este sentido, la colaboración de los auditores con el sector público cada vez está siendo más demanda para apoyar y complementar a los organismos públicos de fiscalización de las diferentes administraciones. Abogó por la necesidad de modificar la ley para que todas las administraciones públicas sean sometidas anualmente a revisión de cuentas, algo que no ocurre en numerosas instituciones, sobre todo de ámbito local.

Durante la reunión de ayer con la Consejera de Hacienda, a la que también asistió la directora general del ICJCE, Leticia Iglesias, y el presidente del ICJCE de Galicia, Enrique González, se dio un repaso al programa del XX Congreso, donde tras la apertura institucional, se desarrollará un debate acerca de las “Consecuencias de la crisis para empresas y servicios profesionales: perspectivas de futuro”, en la que participará Pilar González de Frutos, vicepresidenta de la CEOE, Alberto Terol, asesor de BNP Paribas, consejero de Indra y OHL y José María Fernández Ulloa, vicepresidente del ICJCE. El coloquio estará moderado por el periodista José María Calleja.

La más internacional de estas sesiones plenarias, bajo el título “El futuro de la auditoría en la UE”, uno de los asuntos más destacados para los auditores, contará con la presencia del vicepresidente de la CNMV y Chairman Monitoring Group de IFAC, Fernando Restoy; el presidente de la FEE (Federation des Expert Comptables Europeens), Philip Johnson y el único español miembro del Board de IFAC, Ramón Casals.

En el segundo coloquio previsto también para el viernes intervendrán otros destacados ponentes que como Paulino García Suarez, director de Informes Financieros y Corporativos de la CNMV y Manuel Soto, presidente de la Comisión de Auditoría del Banco de Santander. El asunto de este debate será “La calidad de la auditoría: un valor seguro”.

En las sesiones técnicas, un destacado panel de expertos abordarán temas como la auditoría en el sector público, la reforma de la Ley Concursal, las adaptaciones sectoriales al Plan General de Contabilidad y la auditoría en tiempos de crisis.

El Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España, creado en 1942, es una Corporación de Derecho Público vinculada orgánicamente al Ministerio de Economía y Hacienda, con personalidad jurídica propia representativa de los auditores y sociedades de auditoría de cuentas. Entre sus objetivos centrales se encuentra mantener la más alta calidad profesional, el cumplimiento de las normas deontológicas, la formación permanente de sus miembros y la promoción de la auditoría como pieza clave del sistema económico.

La auditoría de cuentas en España implica de forma directa a unas 20.000 personas, con aproximadamente 1.300 sociedades y firmas profesionales. El sector generó una facturación de

más de 730 millones de euros en 2010, con un incremento del 4% con respecto al año anterior. Todas las sociedades cotizadas en mercados bursátiles (IBEX y secundario) son auditadas por firmas de auditoría que pertenecen a una de las tres Corporaciones

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.