«Grecia desencadenó la crisis que se abate sobre la zona euro. España podría determinar si la moneda compartida por los 16 países se mantiene o cae», afirma el rotativo en el arranque de un artículo dedicado a la incertidumbre respecto a un hipotético rescate de España que, en el caso de producirse, podría ascender a 270.000 millones de euros, prácticamente el doble que lo necesario para ayudar a Grecia, Irlanda y Portugal juntas, según los cálculos de BNP Paribas.

El periódico señala que las preocupaciones sobre la solvencia de Grecia se han extendido a otros miembros débiles de la zona euro, aunque esos mismos temores «están ahora pisando los talones de España» que, sin embargo, se enfrenta al problema, en gran parte por su membresía de la eurozona, de carecer de herramientas realmente eficaces para »sanar» su economía.

España no puede devaluar su moneda para estimular sus exportaciones y ganar competitividad, ya que el valor del euro se ve influenciado por la potente economía alemana. Y carece de la capacidad de recortar los tipos de interés o de »imprimir» dinero para estimular el crédito y el gasto, ya que esas decisiones corresponden ahora al Banco central Europeo (BCE).

El diario apunta que España podría intentar estimular el crecimiento de su economía mediante rebajas fiscales e incrementos del gasto público, pero el país aplicó ya un plan de estímulo que elevó el déficit presupuestario al 11,4% del PIB en 2009 y podría verse obligado a recurrir a los mercados de deuda para conseguir más financiación, por lo que los compradores de bonos, en vista de la situación de Grecia, han comenzado a demandar mayores intereses a Madrid.

«España supone el verdadero examen para el euro», afirma Desmond Lachman, miembro del Instituto Americano de Empresa, quien afirma que «si España se encuentra en problemas serios, será complicado mantener unido al euro…y en mi opinión España está en serios problemas».

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.