El número de trabajadores autónomos en España ha registrado un descenso del -3,4%, según los últimos datos hechos públicos por Eurostat, de 30 de septiembre de 2011, que han sido valorados esta semana por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA). Las cifras contrastan con los datos registrados en Europa, donde se produjo un aumento del 0,1% de trabajadores autónomos a lo largo de los nueve primeros meses de 2011. En valores absolutos, España lidera la pérdida de trabajadores por cuenta propia al haber perdido en 2011, 101.200 autónomos, mientras que en el conjunto de la Unión Europea, el número de emprendedores en los nueve primeros meses del año aumentó en 21.300 personas.

La pérdida española de trabajadores autónomos se aleja notablemente de los crecimientos registrados en otros países como Alemania (+3,8%), Reino Unido (+2,5%), Francia (+1,9%) y Holanda (+1,7%). Sin embargo, a pesar del crecimiento medio europeo, cabe destacar que únicamente 10 de los 27 países analizados registraron crecimiento en el número de este tipo de trabajadores.

De los 17 países restantes y en términos relativos, las mayores pérdidas de autónomos las registraron Eslovenia (-8,5%), Portugal (-7,2%), Bélgica (-6,8%), Luxemburgo (-6,8%), Estonia (-4,7%) y Grecia (-4,4%). En el otro extremo, con pérdidas que no alcanzan el -1% se situaron Austria (-0,1%), Italia (-0,2%), Suecia (-0,8%), Hungría (-0,8%) y Dinamarca (-0,9%).

Los autónomos empleadores descienden un 7,7% en España y un 1,9% en la UE 

Al estudiar el comportamiento de los autónomos empleadores en la Unión Europea, se comprueba que mientras los primeros descendieron un -1,9%, los autónomos no empleadores registraron un crecimiento del +0,9%. De nuevo, en términos absolutos, España lidera la pérdida de este colectivo (-77.700 autónomos en 2011), y registra un descenso del -7,7%, una pérdida cuatro veces superior a la recogida, de media, en la Unión Europea. ATA también ha destacado que únicamente cuatro países vieron crecer el número de autónomos empleadores con, al menos, un trabajador a su cargo. Estos fueron Estonia (+7%), Polonia (+1,8%), Finlandia (+1,5%) y Alemania (+0,9%).

Los autónomos no empleadores aumentan en 15 países de la UE y descienden un -1,2% en España

ATA también ha analizado la evolución de los autónomos que no tenían empleados a su cargo, a lo largo de los nueve primeros meses del año. Así, se ha comprobado como este colectivo registró un mejor comportamiento que el de los empleadores, y fueron 15 de los 27 países analizados los que lograron registrar crecimientos.

Sin embargo, mientras en que el total de la Unión Europea los autónomos no empleadores aumentaron en 207.050 nuevos emprendedores (+0,9%), en España descendieron un -1,2%, lo que significa 23.500 trabajadores por cuenta propia menos.

7 de cada 10 autónomos en Europa no tiene trabajadores a su cargo 

Al segregar los datos de autónomos en Europa entre empleadores y no empleadores, el análisis realizado por ATA muestra como el peso de los autónomos que no tienen trabajadores a su cargo es muy superior a los que tienen, al menos, un empleado: siete de cada diez autónomos (el 71,3%), son autónomos que trabajan solos, frente a únicamente el 28,7% que tiene algún trabajador a su cargo.

En todos los países de la UE analizados, el peso de los autónomos sin empleadores es mayor que el que sí tiene trabajadores. España se sitúa con un porcentaje ligeramente inferior a la media europea, con el 67,1% de autónomos no empleadores frente al 32,9% de los que sí tienen trabajadores a su cargo.

Los países con mayor porcentaje de autónomos no empleadores sobre el total de autónomos son: Rumania (94,3% no empleadores), Reino Unido (82%), República Checa (79,8%), Eslovaquia (78,4%) y Polonia (78%).

En el sentido opuesto, los países donde los autónomos empleadores tienen mayor peso (sin superar al de los no empleadores) son: Hungría (45,9% de autónomos empleadores) Estonia (45,1% de autónomos empleadores), Alemania (42%), Dinamarca (40,9%) y Austria (40%).

Lorenzo Amor: «A España le cuesta despegar» 

“Los datos reflejan – señala Lorenzo Amor, presidente de ATA- cómo a España le está costando despegar y apostar por la creación de empleo autónomo. Mientras en los principales países europeos se han tomado las medidas necesarias para paliar la sangría de autónomos, y están logrado que el autoempleo se convierta en una salida eficaz para reincorporarse al mercado laboral, España continúa perdiendo autónomos, tanto empleadores como no empleadores”

“La agudización de la falta de crédito y de financiación – señala Amor-, unida a la fuerte morosidad que continúan sufriendo los empresarios autónomos, por parte de las administraciones publicas y del sector privado y la caída del consumo – problemas que ATA lleva tres años señalando – nos han conducido a una constante destrucción y pérdida de empleo autónomo”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.